Marea Blanca Aragon

Marea Blanca Aragon
Marea Blanca Aragon

martes, 16 de abril de 2013


Capio intenta ‘lavar su imagen’ ante la presión de la Marea Blanca

Manifestsación de Sanidad

La presión que está ejerciendo la Marea Blanca sobre Capio ha obligado a la empresa a iniciar una campaña de ‘lavado de imagen’ para tratar de salir del paso. Tras anunciar Ignacio González sus privatizaciones sanitarias, este colectivo ha ‘atacado’ sin cesar a la compañía tanto en la calle como en las redes sociales, lo que ha hecho que Capio se cambie el nombre a IDC Salud y asegure que no está interesada en las externalizaciones anunciadas por el Gobierno madrileño.

Las privatizaciones sanitarias que prevé realizar la Comunidad de Madrid han puesto a Capio en el punto de mira. Primero fue la campaña de denuncia que sanitarios y pacientes iniciaron en Twitter, donde durante tres días seguidos recordaron sus negocios con el Ejecutivo autonómico, su estructura empresarial, y alguna de las denuncias lanzadas por diversos colectivos respecto a su forma de atender a los pacientes. Lo hicieron a través de varios hashtag: #AlCaPPione, #LaGallinaCaPPioMata y #LeoDeCaPPio.

Esta campaña de la Marea Blanca, unida a la incesante publicación de noticias sobre la actividad de la empresa, ha obligado a Capio a decir públicamente que no pujará por los hospitales que va a externalizar Ignacio González. Concretamente, el director general de Capio Sanidad, Adolfo Fernández-Valmayor, aseguró en una entrevista a El Mundo que la empresa “no está interesada” en este proyecto.

No obstante, la presión del colectivo que defiende la Sanidad pública no ha cesado, sino que ha ido en aumento. Y es en medio de ese escenario cuando se ha conocido que la empresa dejará de llamarse Capio y recuperará su antigua denominación: IDC Salud.

Según publicó El País, la compañía ha tomado esta decisión tras recibir una ‘orden’ de su antigua matriz, el grupo de origen sueco Capio, que le ha exigido que deje de usar ese nombre tras haberse desvinculado de ella en febrero de 2011, cuando la firma de capital riesgo CVC compró la filial española en una operación valorada en 900 millones.

Aunque, como era de esperar, la Marea Blanca también se hizo eco de la noticia en las redes sociales, donde cargó nuevamente contra la empresa y le advirtió de que con esta campaña de ‘lavado de imagen’ no frenará las presiones de sanitarios y pacientes.

Fuente: elboletin.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario