Marea Blanca Aragon

Marea Blanca Aragon
Marea Blanca Aragon

lunes, 24 de junio de 2013

Fregonas en alto para reclamar los derechos de las limpiadoras

Con lemas como "Servicios públicos no se venden" o "Porque el trabajo no es un privilegio", casi un millar de personas se manifestaron en apoyo a las trabajadoras de la limpieza, que cumplen 35 días de huelga.

Manifestación de limpiadoras del Salud

Cerca de un millar de personas se reunieron este domingo en Zaragoza para mostrar su apoyo a las trabajadoras de la limpieza de los centros del Salud, cuando se cumplen 35 días de huelga al no alcanzar un acuerdo laboral con las empresas que ofrecen el servicio. La manifestación, convocada por Marea Blanca, forma parte de una convocatoria nacional en defensa de la Sanidad Pública.

Con lemas como "Servicios públicos no se venden", "Porque el trabajo no es un privilegio", "La limpieza, ni un paso atrás" u "Oliván dimisión" (en alusión al Consejero de Sanidad del Gobierno de Aragón, Ricardo Oliván) y con fregonas, pancartas y banderas a lo alto, la manifestación partió a las 11.00 desde la Plaza de España y terminó frente a la Delegación del Gobierno en Aragón, en la plaza del Pilar.

Tras el fracaso de la negociación entre empresas de limpieza y sindicatos para fijar las condiciones laborales del nuevo convenio colectivo del sector, que tuvo lugar en el SAMA durante este pasado jueves, la huelga de limpieza continúa, intensificada tras la acampada que tuvo lugar el jueves en la plaza de la Convivencia de Zaragoza, frente a la consejería de Sanidad.

Rechazo al arbitraje voluntario

Los puntos más conflictivos, especialmente el de la ultraactividad,siguen manteniendo muy alejadas las posturas de ambas partes, así como la propuesta del Consejero de Sanidad, Ricardo Oliván, de facilitar un arbitraje voluntario para desbloquear el conflicto. Como recalcó el secretario de la federación de servicios de UGT de Aragón, Esteban Lauroba, se trata de una opción que "ya se ofreció antes de empezar la huelga" y que fue declinada "tanto por la parte empresarial como la social".

"No queremos que un tercero decida sobre las condiciones de nuestro sector. Llevamos 35 días de huelga y muchas acciones realizadas, y no vamos a dejar que se pacte un convenio vacío de contenido y similar a los presentados en los últimos SAMA. La gente quiere llegar hasta las últimas consecuencias", explicó el secretario de negociación colectiva de la Federación de servicios privados de CCOO y responsable de limpieza de los Centros Sanitarios.

"El conflicto se ha estancado por la actitud irresponsable del Gobierno de Aragón. Hasta ahora siempre se había encargado de dar instrucciones claras a los empresarios para que se firmase, pero esta vez parece querer que se llegue a un acuerdo", explicó Lauroba. "La administración sanitaria – continuó – tiene un claro interés en que el conflicto fracase para ejemplificar con este sector, que lleva 35 días de huelga, y que sirva de toque de atención para demostrar que la movilización no tiene ningún efecto y no es necesaria".

Una de las principales preocupaciones actuales es el llegar al 7 de julio sin ningún tipo de acuerdo. Según la reforma laboral, en esta fecha pasará a aplicarse un convenio sectorial sobre estos 1.500 trabajadores que podría suponer pasar a cobrar el salario mínimo interprofesional y un fuerte aumento de la jornada.

"Tienen que darse cuenta que los trabajadores pierden muchos derechos y han dado todo lo que está en su mano para negociar. Si pasan estas dos semanas y no tenemos un acuerdo, son muchas las hipótesis que pueden suceder", indicó Alberto Navarro Bayo, responsable de la Federación de Servicios y Afines de OSTA.

"Triunfo para la ciudadanía"

La manifestación se enmarca dentro de una serie de protestas que tienen lugar este fin de semana en toda España y fueron convocadas por Marea Blanca con el objetivo de reivindicar una "sanidad pública, gratuita, de calidad y universa".

La portavoz de Marea Blanca en Zaragoza, Ana Asensio, recordó el "triunfo para la ciudadanía" que ha supuesto la admisión a trámite de la querella contra la privatización de los tres hospitales de Madrid que ya están externalizados, presentada por la Asociación de facultativos especialistas de Madrid (AFEM) en contra de los exconsejeros de Sanidad Manuel Lamela y Juan José Güemes. 
"Todos los días hay alguna manifestación o concentración de algún colectivo o movimiento social. La administración hace oídos sordos, pero nosotros seguimos en la calle. Creemos en lo que estamos haciendo no vamos a descansar ni parar, cueste lo que cueste", aseguró Asensio.

A la protesta en Zaragoza acudieron numerosos colectivos como la Asociación para la defensa de la sanidad pública, la Federación de asociaciones de barrios de Zaragoza, la Plataforma contra la privatización de la sanidad y el Movimiento de jubilados y pensionistas indignados, entre otros, así como representantes de sindicatos y partidos políticos.

Fuente: heraldo.es 

No hay comentarios:

Publicar un comentario