Marea Blanca Aragon

Marea Blanca Aragon
Marea Blanca Aragon

miércoles, 11 de septiembre de 2013

Muere por meningitis cinco días después de que le descartaran la enfermedad en el hospital de Dénia


  • El fallecido, un vecino de Benissa de 79 años, ingresó en domingo y el miércoles anterior había ido a Urgencias y le enviaron a casa
  • La familia inicia acciones legales para pedir responsabilidades por lo sucedido
  • Marina Salud dice que la primera atención en Urgencias fue “correcta” pero investigará el caso en la Comisión de Mortalidad

Rosario está destrozada. Acaba de perder a su marido, pero saca fuerzas de flaqueza para hacer público su caso. “Se lo debo a él”, indica. El martes de la pasada semana, José Crespo, el hombre con el que esta vecina de Benissa de 72 años de edad ha compartido su vida, fallecía en el hospital de Dénia. El parte de defunción no deja lugar a dudas de la causa de la muerte: meningoencefalitis. Pero lo que quiere denunciar la viuda es que el propio hospital le descartó esa misma enfermedad apenas unos días antes, y le envió a casa. La familia ya ha iniciado acciones legales para pedir responsabilidades por lo sucedido.
La muerte de su esposo está aún reciente, y Rosario padece contando su historia. Una de sus hijas le ayuda
a explicar el “calvario” padecido en los últimos días.  Todo comenzó el lunes 29 de julio, cuando José le comentó a su mujer que notaba dolor en un riñón “y un poquito en la cabeza”. Tenía 37,5 grados de fiebre, y los dos acudieron a las Urgencias del Centro de Salud de Benissa, donde tras salirle negativo un análisis de orina, le recetaron Nolotil “y nos dijeron que estaba incubando un virus y que pidiéramos turno con el médico de cabecera”. En realidad, ya lo habían solicitado, y al día siguiente, martes, pasaron por la consulta. El galeno, señaló Rosario, le encargó “un análisis de sangre urgente”.
Ya el miércoles, le dieron el resultado. “Le salió todo disparado y le había subido la fiebre a 38″, recuerda la mujer. Así que, ya por la noche, “nos fuimos al hospital” de Dénia. Llegaron ya en jueves, pasada la medianoche, y tras pasar el triaje, fue conducido a un box. “Mi marido decía que sentía como puñetazos en la cabeza de vez en cuando, y que si fueran seguidos no lo soportaría”. Y el médico, según cuenta la mujer, encargó que le hicieran “una radiografía en la cabeza y otro análisis de sangre”. Más tarde, el doctor regresa “y me dice: vista a su marido, que se van a casa”. “A mí me extrañó, a él las piernas no le sostenían; iba como mareado”, pero “el médico me dijo que sólo tenía una sinusitis”.
La primera exploración en las Urgencias del hospital determinó “ausencia de signos meningeos”
Lo cierto es que así lo atestigua el parte médico que le entregaron en urgencias. “Motivo consulta: migraña; Diagnóstico: sinusitis aguda”. Llama la atención que en la misma hoja se refleja que, tras la exploración física al paciente, hay “ausencia de signos meningeos”. Le recetaron antibióticos para la fiebre y la sinusitis.
Sin embargo, José no fue a mejor. “Ya el viernes me dice: yo voy para atrás en lugar de para adelante”. Total, que el matrimonio vuelve a acudir al Centro de Salud de Benissa, donde les dicen que es normal, que apenas ha tomado las pastillas tres veces y que hay que esperar a que hagan efecto. Pero el sábado siguió yendo a peor y, ya el domingo, “voy a despertarlo y ya no sabía dónde estaba; me miraba con cara extraña a mí y al cuarto, sin saber dónde estaba”. Entonces, Rosario llamó al 112. “Es el único servicio que cumplió, y en pocos minutos llegó la ambulancia”, relata.
Eran las 13.10 horas cuando llegaron al hospital. En esos momentos, Rosario no podía sospechar que su marido ya no saldría con vida de allí. “Le tuvieron hasta las nueve de la noche sólo con un suero de mantenimiento, dos pastillas y un vaso de agua”, se queja la mujer. En un momento dado, la hija del matrimonio alertó a una doctora de que el hombre tenía convulsiones, pero la respuesta de la médica fue “que tenían tres infartos, y que lo primero son los infartos”. Después, la doctora visitó a José y comprobó que, efectivamente, sufría convulsiones. “Y nos dijo que iban a poner un cartel en la puerta para que quien entre se ponga mascarilla”, narra la hija de Rosario. “Parece que ahí ya sospechaban que podía tratarse de una meningitis”, recuerdan las dos mujeres.
A las diez de la noche, “nos dicen que ya le habían hecho un TAC y una punción en la médula, pero que ahora había que esperar los resultados” y que, mientras, le iban a empezar a dar antibióticos. Esa misma noche, le comunican a la familia que José tenía meningitis.
Sin embargo, el lunes llegaron lo que parecían buenas noticias: la meningitis era vírica y no infecciosa. Y suben a José a planta. Allí se queda ya solo su mujer, y las hijas abandonan el hospital confiadas en la mejoría que experimentaba su padre. Pero todo cambió en cuestión de horas: “A las doce de la noche me llama mi madre para decir que el papá se está muriendo”, recuerda la hija que acompaña a Rosario en el relato de sucedido. A las 14.39 horas del martes, según el certificado médico de defunción, José fallece víctima de una meningitis.
Marina Salud dice que la atención en Urgencias fue “correcta” pero investigará lo sucedido
Consultada por este asunto, la empresa que gestiona el hospital de Dénia, Marina Salud, asegura que ha revisado el caso “y la atención del paciente en su primera consulta en Urgencias fue adecuada en base al motivo de consulta, valoración por profesionales sanitarios y exploraciones complementarias realizadas; citado y revisado a las 24 horas en su centro de salud para valorar la evolución clínica”. En este sentido, la mercantil considera que “la asistencia recibida por el paciente ha sido acorde a la práctica clínica en los tres contactos realizados”.
Sin embargo, Marina Salud investigará lo sucedido. La empresa “dispone de una Comisión de Mortalidad que revisa periódicamente los éxitus de pacientes atendidos en el ámbito hospitalario”, y “este caso será revisado en la próxima convocatoria de la revisión.

Fuente: lamarinaplaza.com 

No hay comentarios:

Publicar un comentario