Marea Blanca Aragon

Marea Blanca Aragon
Marea Blanca Aragon

viernes, 20 de diciembre de 2013

El Foro ya acusa a Mato de incumplir el acuerdo firmado

 

 

PROFUNDA DECEPCIÓN

Su portavoz califica de "profundamente decepcionante" la respuesta del CI a los médicos de cupo y zona y APD

 

 

  Nuestros representantes le han regalado a cambio de humo esta valiosa foto a la política sanitaria del PP que avala la política sanitaria. Ahora debaten las Unidades de Gestión Cinica que nadie quiere

 


Nuestros representantes le han regalado a cambio de humo esta valiosa foto a la política sanitaria del PP que avala la política sanitaria. Ahora debaten las Unidades de Gestión Cinica que nadie quiere. Francisco Miralles a la izquierda de la Ministra Ana Mato. Las fe¡lechas amarillas señalan al Consejero de Sanidad de Aragón Ricardo Olivan ya Lorenzo Arracó, Secretario General de Cesm Aragón.

La primera ocasión que ha tenido la ministra de Sanidad, Ana Mato, para demostrar su compromiso con el acuerdo firmado con el Foro de la Profesión se ha saldado con una "profunda decepción".
Así de contundente es la lectura que Francisco Miralles, portavoz del órgano profesional y Secretario General de Cesm nacional, hace del "vago e inconcreto" compromiso alcanzado en el Interterritorial sobre la estatutarización de los médicos de cupo y zona y los de asistencia domiciliaria (APD).
La integración forzosa en el régimen estatutario que fija el Decreto 16/2012 quedará finalmente al albur de las autonomías que, según dijo a DM, Javier Castrodeza, director de Ordenación Profesional del Ministerio, aplicarán con flexibilidad el contenido de ese decreto.
Puestos a interpretar, se sobreentiende que esa "flexibilidad" se traducirá, en el caso de los APD, en una extensión del acuerdo alcanzado en el País Vasco para que la integración de los afectados sea voluntaria (los que no se estatutaricen mantendrán sus condiciones actuales).
El futuro de los facultativos de cupo y zona (a los que no se menciona en el acuerdo vasco) es más incierto: con el Decreto 16/2012 en la mano, la estatutarización sigue siendo obligatoria, pero la flexibilidad que las autonomías acordaron en el Interterritorial deja la decisión en manos de los servicios de salud.
Esa inconcreción es, precisamente, lo que critica el Foro a través de su portavoz: "Nuestra exigencia, clara e irrenunciable, era que todos los afectados pudieran continuar con su régimen actual hasta que se jubilasen, y que ese compromiso, planteado por el Ministerio, fuera de aplicación en todas las autonomías. Lo que ha salido del Interterritorial es un mero ejercicio de buena voluntad que coincide con el texto del pacto que firmamos en julio, pero desarrollar ese pacto exigía un compromiso homogéneo que Sanidad tenía que liderar, y que ha eludido".
Miralles no quiere hablar aún de consecuencias, pero afirma que "el Foro tendrá que valorar lo acordado y decidir qué hace". Como secretario general de CESM, sí tiene muy clara la postura del sindicato: "El acuerdo de julio contenía proyectos de mucha enjundia, desde la gestión clínica hasta las políticas de personal, y si todos se van a saldar en el Interterritorial con un compromiso tan vago, CESM se replanteará su presencia en ese acuerdo".
inaplicación real
Más allá de los compromisos oficiales, Albert Tomàs, presidente de CESM, está convencido de que esa flexibilidad se traducirá, a efectos prácticos, en una inaplicación del Decreto 16/2012, "porque su desarrollo no le viene bien a nadie: ni a los médicos afectados, ni a las autonomías, que tendrían un importante coste añadido".
En este sentido, Tomàs recuerda que los médicos de cupo y zona tienen contratos con una jornada mixta (15 horas presenciales, más otras 15 de guardia localizada) y que estatutarizarles implica, en primer lugar, ampliar su jornada laboral (hasta llegar a las 37,5 horas actuales, todas de presencia física), con el consiguiente gasto extra para los servicios de salud.
"En números redondos, se estima que ese aumento retributivo rondaría los 1.000 euros mensuales por cada afectado. Sólo en Cataluña, estamos hablando de unos 200.000 euros mensuales más para las arcas autonómicas".
A eso se añade, según Tomàs, que "el más joven de los médicos de cupo supera los 60 años, de forma que si las autonomías demoran la aplicación del decreto, como seguramente harán, en 2017 tendrían el problema zanjado".
xalud | 20 diciembre, 2013 en 07:54 | Categorías: Revista de Prensa | URL: http://wp.me/pKDXp-dW




Fuente: live.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario