Marea Blanca Aragon

Marea Blanca Aragon
Marea Blanca Aragon

viernes, 20 de diciembre de 2013

¿QUÉ OPINAN LOS MÉDICOS DE MADRID SOBRE EL RDL 16/2012?



Un 80% rechazan la aplicación del RDL 16/2012   
y piensan que puede tener consecuencias negativas en la salud de la población.

El “Real Decreto Ley 16/2012 de medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud y mejorar la calidad y seguridad de sus prestaciones” que entró en vigor el 1 de Septiembre de 2012 ha dejado sin tarjeta sanitaria a 873.000 extranjeros residentes en España,
según las cifras aportadas por el propio Gobierno, de los cuales 55.792 corresponden a Madrid.

Además ha supuesto un cambio de modelo en nuestro sistema público de salud, ya que modifica las características esenciales de accesibilidad universal, atención integral y continuidad de la atención sanitaria.

Desde la Sociedad Madrileña de Medicina de Familia y Comunitaria (SoMaMFyC) se ha querido saber cuál es la percepción que tienen los médicos de Atención Primaria de la Comunidad de Madrid del impacto del RDL 16/2012 en la atención sanitaria tras un año de su entrada en vigor.

Para ello se ha realizado una encuesta que ha sido respondida por 393 médicos/as de esta comunidad, de los cuales el  29,16% se ha registrado como objetor de conciencia en lo concerniente a la aplicación del RDL16/2012.

El 80% se declara completamente en contra de este RDL, un 5% está de acuerdo con esta medida y el 15% restante tiene dudas al respecto.

Poco más de la mitad (51,84%) conoce cómo afecta el RDL a la asistencia sanitaria  de las personas que se han quedado sin tarjeta sanitaria y la gran mayoría (82%)  considera que no es fácilmente aplicable, ni para el afectado ni para el profesional

Un 62,50% tiene la percepción de que los inmigrantes sin permiso de residencia o los que han sido despojados de su tarjeta sanitaria acuden menos a la consulta desde que entró en vigor el RDL.

El 80% de los encuestados considera que dicha exclusión tendrá consecuencias en la salud pública, principalmente (un 47,28%) por el mayor riesgo de aparición y propagación de enfermedades infecto-contagiosas, pero también por las dificultades para el diagnóstico y el control de enfermedades, por problemas de equidad y por problemas en la prevención de enfermedades y en la promoción de la salud.

La mayoría de los médicos (70%) piensa que esta medida no va a disminuir el gasto sanitario

Como principales conclusiones, el RDL 16/2012 es rechazado por la gran mayoría de profesionales quienes perciben que puede tener consecuencias negativas para la Salud Pública, además de no considerarla como una medida de ahorro sanitario.
 Fuente: somamfyc.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario