Marea Blanca Aragon

Marea Blanca Aragon
Marea Blanca Aragon

sábado, 24 de mayo de 2014

Cartagena-Sanidad cerrará en verano más habitaciones de hospital que el año pasado, para ahorrar

La Consejería dejará sin utilizar 70 camas en el Santa Lucía y, al menos, 14 quirófanos; también clausurará en la zona oeste dos consultorios

 

La Gerencia del Área de Salud ultima los planes de reestructuración de servicios de cara al verano para ahorrar, y por tercer año consecutivo cerrará plantas de hospitalización y quirófanos, dejará a medio gas la atención en las consultas externas y reducirá el horario de los consultorios y centros de
salud de Atención Primaria, tanto de la ciudad como de los barrios. También clausurará dos ambulatorios en la zona oeste del municipio.
La Consejería de Sanidad planea cerrar una planta de Medicina Interna (32 camas en 16 habitaciones dobles), otra de Especialidades Médicas (con la misma capacidad) y media docena de puestos del Servicios de Neonatología, en total una decena de plazas más que el año pasado. Aun así, la Consejería aclara que no se trata de un cierre total de plantas, tan solo de la «reserva de un número de camas, para así adecuar el número a la demanda asistencial, sin perjuicio de que se puedan habilitar según las necesidades e inmediatamente cuando sea preciso»

Sustitución por vacaciones

Además prevé dejar inactivos varios quirófanos en los dos hospitales. En el Santa Lucía, siguiendo con el mismo plan establecido el pasado año, Sanidad planea parar la actividad en seis de las dieciocho salas de operaciones. En el Rosell, la previsión es clausurar las ocho existentes, también como en verano de 2013. Esta medida está pendiente de ratificación, ya que a principios de este mes la Gerencia puso en marcha la Unidad de Cirugía Mayor Ambulatoria en el hospital más antiguo y es posible que la mantenga en funcionamiento. Su objetivo es aumentar el número de intervenciones un 20% para reducir listas de espera.
Las consultas externas de ambos centros hospitalarios también estarán en marcha a un ritmo más reducido que en invierno. En algunos casos, los médicos especialistas tendrán que asumir las listas de pacientes de otros compañeros, ya que las sustituciones por vacaciones también serán las mínimas.
En cuanto a los centros de salud, los de Los Puertos de Santa Bárbara de Arriba y San Isidro, situados en la zona oeste del municipio, volverán a cerrar sus puertas como en años anteriores. Se trata de consultorios médicos con un número de cartillas muy reducido. Estos abren una vez a la semana, pero durante agosto permanecerán inactivos por vacaciones del equipo sanitario.
A los cierres de esos centros asistenciales en el término municipal de Cartagena se unen otros cinco más en el resto del área sanitaria, que se extiende por los municipios de Fuente Álamo, Mazarrón y La Unión

Esto obligará a los vecinos de estas pequeñas poblaciones de la comarca a desplazarse cuatro o cinco kilómetros para ser atendidos en otros centros de salud próximos, en caso de necesitar los servicios de un médico de familia, de un pediatra o de un enfermero.
En otros casos, como en Las Lomas del Albujón, Canteras, La Magdalena, Santa Ana, Perín, La Aljorra o Miranda, el horario de sus centros de salud se verá reducido. Incluso, la atención a pacientes por las tardes quedará interrumpida.
Una portavoz de la Gerencia del Área de Salud aclaró que se trata de un plan de ahorro muy similar al del año pasado. Aun así advirtió de que el documento con todos los detalles debe ser enviado al Servicio Murciano de Salud (SMS), que es quien en última instancia debe dar el visto bueno a la propuesta.
El pasado año, Sanidad dejó inoperativas alrededor de sesenta camas, concretamente 23 de la Unidad de Ginecología y Obstetricia (U-32 y U-33), el mismo número de la de Especialidades (U-31) y otras 16 de la de corta estancia (la UCE) del Hospital del Rosell. Además, clausuró los ocho quirófanos de este último centro, donde solo se hacen intervenciones sencillas, y dejó operativos doce del Santa Lucía.

Los trabajadores, en contra

Los empleados sanitarios no están de acuerdo con estos ajustes ya que, recuerdan, se hacen cuando más población tienen que atender los hospitales, debido a la llegada masiva de turistas a La Manga, al Mar Menor y a la zona de Mazarrón.
El cierre de plantas no es la única medida que pondrá en marcha el Gerente del Área II, Tomás Murcia. Según los sindicatos, solo está previsto sustituir al 30% del personal de vacaciones.
Tras el verano, la Gerencia del Área de Salud de Cartagena tendrá que poner en marcha en el Rosell las unidades de Atención integral al paciente pluripatológico y de Aparato locomotor. La primera de ellas atenderá a enfermos que precisan de cuidados hospitalarios pero no continuados y que requieren de un tratamiento específico sin necesidad de hospitalización.
La segunda, ofrecerá una atención integral a todos aquellos pacientes que sufran patologías músculo-esqueléticas. Sobre cuándo podrán empezar a funcionar ambos servicios, la Gerencia del Área de Salud aún no tiene fechas establecidas. Una portavoz dijo que actualmente están en la fase de planificación.

Fuente: laverdad.es


 


No hay comentarios:

Publicar un comentario