Marea Blanca Aragon

Marea Blanca Aragon
Marea Blanca Aragon

viernes, 16 de mayo de 2014

CATALUÑA - Los recortes encienden Bellvitge

Trabajadores y usuarios del hospital de Bellvitge, ayer en su protesta ante el centro sanitario. / ALBERT GARCIA

Unos 500 profesionales menos, alrededor de 200 camas cerradas, media decena de quirófanos clausurados y sueldos un 23% más bajos desde el inicio de la crisis son las cifras que manejan los sindicatos del hospital de Bellvitge para denunciar la situación que acecha al complejo clínico del Instituto Catalán de la Salud (ICS). El recorte de hasta un 33% en los nuevos contratos del personal eventual ha sido la gota que ha colmado el vaso entre los trabajadores, que ayer rodearon el hospital como señal de protesta por las últimas decisiones de la gerencia del hospital.

Mientras la jefa de recursos humanos, Montserrat Castilla, comunicaba oficialmente a la junta de personal la reducción de la jornada de los suplentes —aunque ya es efectiva desde el 1 de mayo—, varios centenares de profesionales del hospital protestaban, con silbatos y pancartas en favor de la sanidad pública, en las puertas del centro. El recorte implica reducir un 25% la jornada de los eventuales de unidades abiertas 24 horas, como planta o urgencias, y un 33% las horas de trabajo de los suplentes de servicios no continuos, como las consultas externas.

En la reunión, el hospital justificó “el ajuste” en la contratación de eventuales por “la bajada de actividad de los meses de verano”. Sin embargo, delegados sindicales de UGT aseguran que esta reducción de jornadas de trabajo “no volverá a ser del 100% a partir del otoño”, sino que, por el contrario, es el preludio “de los grandes recortes que vendrán después de las elecciones europeas del 25 de mayo”. Según Teresa Fuentelsaz, portavoz del sindicato Metges de Catalunya en la junta de personal, “Castilla dijo que había unas 600 personas de personal eventual en el hospital”. El centro, por su parte, ha declinado responder a las repetidas peticiones de datos concretos sobre los recortes hechas por este diario.

“Nos han dicho que tenemos que recortar 11 millones de presupuesto del hospital este año y va a ser a costa de los trabajadores. No se pagarán horas extras, ni se contratará personal suplente”, manifestó Ramón Montoya, delegado del sindicato de enfermeros SATSE y presidente de la junta de personal. El hospital, que cuenta con el mismo presupuesto que el año pasado —272 millones de euros— no ha confirmado esta reducción presupuestaria, aunque sí reconoció que habían generado un déficit en el ejercicio de 2013 que había que “paliar”, por lo que “las medidas de ajustes contemplarán los capítulos de recursos humanos y bienes y servicios”. “Entre los bienes y servicios está la farmacia del hospital y el gasto farmacéutico no se puede rebajar, a no ser que dejemos de atender a la gente, claro”, protestó Fuenteslaz. El hospital, por su parte, se limitó a informar de que “se respetará el capítulo de inversiones y se mantendrá la tendencia al alza de la actividad asistencial”, que a 30 de abril había aumentado un 2% con respecto a 2013, según el centro.

A falta de que el hospital desvele el déficit que generó en 2013, las cifras bailan entre los sindicatos. La última, dada por la jefa de servicio en la reunión de ayer es de siete millones de euros.

Los sindicatos denunciaron en una asamblea celebrada para comunicar a los trabajadores la decisión de la gerencia, un “desmantelamiento progresivo” del servicio del hospital de Bellvitge. “Antes de la crisis teníamos 900 camas y ahora tenemos 640. El año pasado, en verano nos dejaron 350. Esto es insostenible”, denunció Fuentelsaz.

“Desde 2011 se cubren un 14% menos de las suplencias. Se cubre solo una de cada 10 jubilaciones. Se ha reducido muchísimo el personal del hospital. Antes éramos 4.000 trabajadores y ahora somos unos 3.500”, concretó Agustí Chavarría, secretario general de la sección sindical de UGT en el hospital.


Fuente: ccaa.elpais.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario