Marea Blanca Aragon

Marea Blanca Aragon
Marea Blanca Aragon

viernes, 9 de mayo de 2014

CATALUÑA - Salut traslada un laboratorio clínico en Badalona que reformó hace un año

Un grupo de trabajadores teme que el servicio se acabe privatizando y se pierdan puestos de trabajo | El ICS defiende que las instalaciones reformadas no quedarán en desuso y se compromete a mantener a todos los trabajadores

Salut traslada un laboratorio clínico en Badalona que reformó hace un año
Laboratorio clínico del CAP Doctor Robert de Badalona Montse López 

El Institut Català de la Salut (ICS) trasladará el laboratorio clínico ubicado en el CAP Doctor Robert de Badalona para unificarlo con el del Hospital Germans Trias i Pujol a principios de 2015. La voluntad del Departament de Salut es unificar territorialmente sus laboratorios para optimizar la gestión de los recursos. No obstante, un grupo de trabajadores asegura que ese objetivo se contradice con las obras de reforma que se hicieron en el laboratorio del ambulatorio hace menos de un año y con tener que abandonar las
instalaciones. Los profesionales sanitarios, además, temen que el servicio pueda acabar privatizándose una vez trasladado y se muestran preocupados por la continuidad de actuales puestos de trabajo.
El Servicio de Análisis Clínica del ambulatorio Doctor Robert de Badalona ha crecido notablemente en los últimos años y en la actualidad cubre un territorio de cerca de 840.000 personas de las comarcas del Barcelonès Nord, Maresme,Vallés Oriental y Vallés Occidental. El medio centenar de profesionales que allí trabajan se encargan de realizar unas 2.000 analíticas diarias de todo tipo, desde estudios básicos de salud hasta controles de colesterol o hiperglucemia, por ejemplo.
Un grupo de trabajadores del laboratorio de Doctor Robert ha hecho público este abril su rechazo al proyecto de traslado y unificación con el centro de Can Ruti. Aseguran que el servicio que ofrecen desde el barrio de Dalt la Vila de Badalona supera anualmente exhaustivos controles de calidad y siempre ha destacado por su buen funcionamiento. Según una de las trabajadoras, Isabel Brugué, hace unos meses un laboratorio privado realizó una consultoría para comprobar la efectividad del centro de Doctor Robert y los resultados fueron excelentes.
Obras antes del traslado
Precisamente, algunos trabajadores relacionan esta inspección con las obras que seguidamente se realizaron en el laboratorio para mejorar y ampliar el servicio. "Se adaptaron espacios para entrar nueva maquinaria, se amplió el servicio de recepción de muestras, la zona de extracciones y los despachos", explica Brugué. Este es uno de los motivos por los que ahora no entienden la orden de traslado. Algunos trabajadores creen que, tal y como está la situación económica, no tiene sentido mejorar una instalaciones que, en breve, deben ser trasladadas.
Por su parte, los responsables del ICS aseguran que los trabajos que se realizaron hace un año en el laboratorio de Doctor Robert eran unas obras menores de mantenimiento para garantizar la seguridad mientras no se hiciera el traslado. Según el director de atención primaria del área Metropolitana Nord, Rafael Gracia, se hizo una pequeña inversión que rondaba los 14.000 euros.
Gracia asegura, además, que las reformadas instalaciones no quedarán en desuso una vez trasladado el laboratorio. "No dejaremos la planta del laboratorio vacía", afirma. Desde el Institut Català de la Salut han explicado que su voluntad es poder ubicar en el CAP Doctor Robert el servicio de ginecología y obstetricia que actualmente se encuentra en los bajos de un bloque de pisos de la Riera Matamoros, a poca distancia del CAP.
A los trabajadores también les preocupa la inversión que el Departament de Salut deba hacer en el Hospital Germans Trias i Pujol para llevar a cabo la unificación de los dos laboratorios. En este sentido, fuentes del ICS explican que el proyecto todavía no está cerrado y, por tanto, tampoco su coste. Aún así, fuentes del departamento aseguran que las obras podrían empezar en los próximos meses y que el nuevo laboratorio entraría en funcionamiento a principios de 2015. Trabajadores del ambulatorio consideran que se trata de "un acto de irresponsabilidad" no conocer el coste final de una fusión que ya está iniciada y "que afecta a un millón y medio de personas".
Temor a la privatización y a la pérdida de empleos
Un grupo de profesionales sanitarios que trabajan en el laboratorio del CAP Doctor Robert explican que, por experiencias que han visto anteriormente en el sector, no tienen plena confianza en que se vayan a mantener todos los puestos de trabajo. Tienen la sospecha, además, que su trabajo pueda acabar privatizándose: "Sabemos que en Can Ruti hay unidades de laboratorio que forman parte de una pequeña empresa pública de gestión privada", dice Brugué.
Sin embargo, el director de atención primaria de la Metropolitana Nord asegura que existe el compromiso firme de que no se amortizará ningún puesto de trabajo. "Se trata de un traslado de toda la estructura de Doctor Robert hacia Can Ruti", aclara. Portavoces del ICS explican que también se ofrecerá la posibilidad de recolocación en otro ámbito del ambulatorio a aquellas personas que no quieran trasladarse y que tengan una categoría profesional que lo permita.
Respecto a los temores de privatización, Rafael Gracia calma los ánimos y sostiene que en ningún momento se ha contemplado esta posibilidad. Según dice, la unificación de los dos laboratorios fortalece aún más su posición como laboratorio público.

Fuente: lavanguardia.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario