Marea Blanca Aragon

Marea Blanca Aragon
Marea Blanca Aragon

viernes, 23 de mayo de 2014

COMUNICADO DE LA ASAMBLEA DE PLATAFORMAS POR LA DEFENSA DE LA SANIDAD PÚBLICA. JORNADA DE REFLEXIÓN.




PROMESAS INSUFICIENTES E INJUSTAS

El Gobierno Regional de la Comunidad de Madrid y su Consejería de Sanidad, tras dos intensos años de movilización profesional y ciudadana, viéndose cada vez más socialmente aislados, se han visto obligados a tomar algún tipo de iniciativa que les permita tratar de recuperar el terreno perdido y, de
paso, dar a conocer sus nuevas caras.
El pasado 26 de abril el Gobierno Regional y la Consejería de Sanidad deciden reunir en el Aula Magna del Hospital Gregorio Marañón a 400 adeptos convocados “a dedo” para intentar venderles las últimas ocurrencias del presidente no-electo Ignacio González y de su Consejero de Sanidad Javier Rodríguez. A este ejercicio de autocomplacencia, con la vista puesta en unas elecciones europeas y otras autonómicas, acuden jefes de servicio, supervisores de enfermería, directores de centros de salud y responsables de organizaciones sanitarias madrileñas. Esta burda farsa es lo que entiende la Consejería como participación profesional, es la que utiliza para intentar convencer a los ciudadanos de su enorme interés por el cuidado de la Sanidad Pública madrileña, esa misma que sigue intentando, a pesar de todo, vender al mejor postor.
Las medidas anunciadas son en su mayoría promesas incumplidas desde hace años y no contestan a las reivindicaciones que los profesionales y los ciudadanos han venido reclamando desde hace mucho tiempo.
 La Marea Blanca ha exigido siempre la posibilidad de realizar pruebas diagnósticas los fines de semana y festivos. Es una manera de evitar las derivaciones a centros privados (privatización encubierta). En este sentido, el Gobierno de la CAM recupera como gran incentivo… ¡las peonadas! Inaudito: hace 2 años las eliminaron para ahorrar, ahora las recuperan para motivar y premiar. Eso sí, sin hacerlo desde la óptica de la precariedad laboral actual. Es decir, mediante contratos, con el objetivo de mantener unos recursos humanos suficientes.  Otra de las promesas estrella: se va a convertir en interinos a 5.000 eventuales, se convocarán OPE’s para médicos especialistas y técnicos, habrá promoción interna, posibilidad de traslados externos para médicos y traslados internos para otras categorías profesionales. Probablemente más de uno de los 400 pensó lo que pensamos muchos: existen más de 14.000 personas eventuales en el SERMAS, y la OPE cubriría a sólo el
20% de trabajadores eventuales e interinos que existen en este momento. Es decir, esta promesa es totalmente insuficiente, y, además, discrimina a otras categorías como el personal no sanitario, que continúa olvidado y amenazado por parte del Gobierno de la CAM.
 Pero desconocen la autocrítica. Y a los asistentes no les hablaron del cierre del Instituto Cardiológico, del desmantelamiento del Hospital Carlos III, de la conversión del Hospital de La Princesa en geriátrico, de los 5.000 puestos de trabajo perdidos en la Sanidad madrileña, de la amenaza a 26 categorías no sanitarias, del copago, de la infame pérdida de la Sanidad Universal, de la privatización de la donación de sangre en la CAM, del no-anulado y mal-llamado Plan de Sostenibilidad.
 El colmo de esta falta de sensibilidad es que se está preparando otra privatización: ofrecer a las Mutuas (que son empresas privadas de seguros) el control de las bajas laborales quitándoselo a la Sanidad Pública. Estas empresas priorizarán la atención a los trabajadores, rompiendo la equidad del sistema, y llevándose un dinero extra a costa, una vez más, del presupuesto para lo público. Es un paso más, después del dado por el RDL 16/2012, hacia un sistema sanitario basado en el aseguramiento, lejos de la universalidad y la financiación por los impuestos de todos.
Es lamentable que tantos profesionales se hayan prestado a oír tantas promesas injustas e insuficientes. Es lamentable y peligroso, ya que el siguiente paso será intentar romper la Marea Blanca ofreciendo un Pacto por la Sanidad a otras organizaciones más dispuestas a negociar (algunas lo llevan haciendo varios años), facilitando así el desmantelamiento de nuestra Sanidad Pública.
Este intento desesperado de dividir y confundir a profesionales y ciudadanía, de convencer de que son el exponente del diálogo y la participación, estas tácticas perversas manejadas por quienes siguen intentando destruir nuestro modelo sanitario público, deben ser conocidas por todos, profesionales y usuarios, para mantener la lucha por una Sanidad 100% Pública, de calidad, y de carácter universal.
ASAMBLEA DE PLATAFORMAS POR LA DEFENSA DE LA SANIDAD PÚBLICA 

Fuente: .patusalud.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario