Marea Blanca Aragon

Marea Blanca Aragon
Marea Blanca Aragon

jueves, 29 de mayo de 2014

El hospital Gregorio Marañón cierra toda una planta pese a que hay 1.700 pacientes en lista de espera

 Los trabajadores del hospital aseguran que las obras de acondicionamiento se realizarán entre el 15 de julio y el 15 de septiembre.

 

Los trabajadores del Gregorio Marañón se han quejado de los planes del hospital de cerrar la Unidad de Traumatología (camas y quirófanos) para acometer obras cuando hay más de 1.700 pacientes en la lista de espera. Los sanitarios del centro creen que esta medida es un auténtico “despropósito” y critican que la Dirección Médica se escude en que hay muchas camas vacías, ya que
“es difícil que estas se ocupen si no se llevan a cabo intervenciones quirúrgicas”. Por ello han pedido a la gerencia del hospital y al propio consejero de Sanidad, Javier Rodríguez, que den marcha atrás, y avisan que si no lo hacen adoptarán “medidas de presión”.

Diversos trabajadores del centro han asegurado a ElBoletin.com que la Unidad de Traumatología ya está cerrada, aunque los quirófanos no, y según informa el Comité de Empresa del centro en una comunicación a la plantilla a la que ha tenido acceso este diario, las obras de mejora que se van a acometer se desarrollarán entre el 15 de julio y el 15 de septiembre. Y aunque desde el hospital no lo han confirmado, los sindicatos dicen que así se lo anunció la Dirección Médica en la reunión que mantuvieron el martes para informarles de los planes del Gregorio Marañón.

En la nota del Comité, fechada el 28 de mayo, se informa de la reunión que tuvo lugar el martes en la que se comunicó “tanto el cierre provisional de la Unidad de Traumatología (1400) como la disminución de aforo del Servicio de Medicina Interna (8 camas) y de la planta D de Clínica (6 camas)”. Además, dicen los sindicatos, “desde la Dirección de RRHH nos informaron que esta medida no iba a suponer ningún despido y que todas las renovaciones pendientes se harán hasta el 31 de diciembre”.

“El personal fijo de los 1400 será distribuido entre los 900 y los 1100 y el personal eventual pasará a las distintas unidades del IPMQ. El personal de Medicina Interna y de Clínica no se verá afectado”, se les aseguró a los sindicatos. Sin embargo, la noticia del cierre para acometer “obras de acondicionamiento” en el área de hospitalización de Trumatología (cambiar suelos, pintar, instalar protectores en las paredes, lámparas quirúrgicas, instalaciones eléctricas y cambio de climatización), así como el cierre de camas, no ha sentado nada bien al Comité de Empresa.

En su opinión, es “inconcebible” que existiendo más de 1.700 pacientes en lista de espera de Traumatología con una espera media de más de un año, el hospital “se permita el lujo de cerrar 36 camas de un aforo de 87”. Los sindicatos critican que el Gregorio Marañón justifique su decisión argumentando una “bajada coyuntural en los ingresos” y por tanto que hay muchas camas vacías, y dicen que “es difícil que estas se ocupen si no se llevan a cabo intervenciones quirúrgicas”.

Además, recuerdan que “desde hace más de tres meses un quirófano de Traumatología permanece cerrado todos los vieres”. “Cerrar camas y quirófanos no parece una alternativa razonable para disminuir la descomunal lista de espera existente”, señala el Comité de Empresa en la comunicación, donde dice también que “la solución a la lista de espera quirúrgica pasa por la contratación de profesionales en los turnos de mañana y tarde”.

También informan a la plantilla del centro de que se ha trasladado una carta al consejero de Sanidad solicitando la “paralización de este despropósito” e instándole a que “dote de los recursos necesarios a este hospital, con objeto de disminuir la lista de espera”, y avisan que si estas reivindicaciones no son atendidas el Comité “consultará con los trabajadores para establecer las medidas de presión a llevar a cabo”.

En su carta a Javier Rodríguez, que aparece firmada por Víctor Tomé Lozano (presidente del CE), además de repetir las quejas sobre el cierre de camas y quirófanos de Traumatología a pesar de la elevada lista de espera, el Comité de Empresa dice que es “intolerable” que, siendo el de Traumatología un Servicio de gestión “brillante” y con capacidad operativa para dar salida a la lista de espera, el argumento esgrimido por la Dirección Médica para justificar el cierre sea el de “no disponer de recursos humanos para realizar actividad quirúrgica en los turnos de mañana y tarde que ayuden a minorar la citada lista”.

Los sindicatos explican al consejero de Sanidad que la Dirección Médica les ha dicho que “estos recursos han sido negados por su parte en reiteradas ocasiones, lo que entra en contradicción con lo manifestado por usted en distintos foros”, por lo que piden a Rodríguez que “dé las órdenes oportunas para evitar que este despropósito se lleve a cabo, en aras de dar una asistencia sanitaria de calidad a la población”. 

Fuente: elboletin.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario