Marea Blanca Aragon

Marea Blanca Aragon
Marea Blanca Aragon

jueves, 22 de mayo de 2014

La Marea Blanca acusa a Ignacio González de iniciar una "caza de brujas" en la sanidad madrileña

 Ignacio González vuelve a estar en el centro de la diana de la Marea Blanca por su decisión de destituir a los directores de cuatro centros de salud. El colectivo en defensa de la Sanidad pública ha criticado esta decisión en Twitter, donde se ha producido una avalancha de críticas de sanitarios y
pacientes porque se trataba de profesionales que apoyaban la lucha contra las privatizaciones del presidente de la Comunidad de Madrid. Esta nueva polémica surge a pocos días de la celebración de las elecciones europeas.

Twitter se ha convertido en un auténtico 'hervidero' contra el presidente madrileño, que ayer mismo destituyó a los directores de los centros de salud General Ricardos (Paulino Cubero), Las Águilas (Montserrat González, Legazpi (Pilar Gómez) y Nuestra Señora de Fátima (Isabel Giraldez). El argumento esgrimido desde la Consejería de Sanidad es que estos responsables habían gastado el doble de lo permitido en cubrir suplencias y sustituciones, por lo que ya no gozaban de la “confianza” del Ejecutivo autonómico. Sin embargo, da la casualidad de que dos de ellos tuvieron un papel activo en la acción impulsada por la Marea Blanca contra la privatización de ambulatorios que quería llevar a cabo la Comunidad de Madrid.

Concretamente, se trata de la campaña que se puso en marcha el año pasado para que los directores de centros de salud dimitiesen en bloque en el momento en el que la Consejería publicase los pliegos de condiciones para la externalización de los ambulatorios, una medida que finalmente desechó el Gobierno regional.

Es por ello que desde la Marea Blanca ven una clara intencionalidad en esta decisión, que incluso han calificado como el inicio de una “caza de brujas”. Decenas de mensajes en Twitter cargan contra Ignacio González por haber iniciado la “eliminación” de los que apoyan la lucha del colectivo en defensa de la sanidad pública, y afirman que es una “vergüenza” que el presidente eche a los directores de ambulatorios por gastar más de lo permitido cuando él se gasta el dinero “en consejeros que no valen para nada”.

Incluso hay quien se pregunta si los contratos y sustituciones de Atención Primaria no los autoriza la Dirección General de Recursos Humanos de la Consejería de Sanidad, que dirige Armando Resino, por lo que no entienden “cómo va a ser culpa del director del centro de salud que se supere el gasto”.

Otros comentarios inciden en el hecho de que la Comunidad de Madrid gasta cada mes casi un millón de euros en el mantenimiento del hospital cerrado de Collado Villalba, cantidad que recibe IDC Salud (antes Capio), y critican que ahora echen a cuatro profesionales por gastar más de lo presupuestado “para cubrir bajas” en sus centros de salud.

Fuente: elboletin.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario