Marea Blanca Aragon

Marea Blanca Aragon
Marea Blanca Aragon

sábado, 17 de mayo de 2014



No es que no se traten, es que los programas electorales conciben la sanidad como eso que hay que incluir porque no hay más remedio. Ni en los discursos del estado de la nación, ni en los programas electorales europeos: la sanidad sigue ocupando poco espacio a los grandes partidos en sus programas, mientras que en las CC.AA. ocupa mucho presupuesto y algo más de atención, por supuesto.

A tres semanas de las elecciones europeas, probablemente nos encontremos con una de las participaciones más bajas de la historia. Economía y desempleo son los temas que más espacio ocupan en los programas electorales. El PP con Miguel Arias Cañete al frente de la lista, habla de "sanidad universal, gratuita sostenible y de calidad". No falta la eficiencia y la tecnología "como referente de futuro". el PP propone una mayor coordinación de los estados en materia de sistemas de salud. El trabajo alrededor de las enfermedades crónicas es también mencionado como una prioridad, así como los programas para fomentar los hábitos de vida saludables.

Los socialistas con Elena Valenciano a la cabeza, hablan de "luchar por una Europa que no deje a nadie atrás". Está bien, pero si España mira hacia atrás en algunas cosas, no encuentra a nadie. Entre esas cosas a las que me refiero, no hayamos otro país que tenga por parte del paciente una contribución tan baja al gasto sanitario público (en nuestro país, se trata de un farmacéutico exclusivamente). La sanidad comparte espacio en el programa socialista con la vivienda y la educación, al menos en su planteamiento. No creo que a una persona mayor con más de una enfermedad crónica le preocupe la vivienda y la educación, pero sí como se puede hacer el sistema cargo de su asistencia sanitaria. El programa socialista llega a mencionar su apuesta por un nuevo modelo sanitario...tan irreal como inconcreto. Como no creo que se refieran al modelo andaluz, no me cabría en la cabeza que fuera el catalán, el de la c. valenciana o el de Madrid. Misterio de modelo que no aclara.

Ahora que están tan poco de moda los partidos, resulta fácil ser crítico, pero no es tanto un mal de los políticos sanitarios, sino de los partidos como estructura. Estoy convencido que PP y PSOE podrían trabajar juntos en propuestas interesantes para la sanidad, pero han decidido que la sanidad es una fuente de ahorro, los médicos son funcionarios con salarios a recortar, los farmacéuticos empresarios para recaudar y las empresas son fuente de ingresos extraordinarios.

Fuente:cesmaragon.blogspot.com.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario