Marea Blanca Aragon

Marea Blanca Aragon
Marea Blanca Aragon

martes, 27 de mayo de 2014

Los efectos de la externalización se “muestran” en el resultado del PP en Madrid

 

Los efectos de 14 meses de manifestaciones, huelgas, protestas, encierros, etc. han colaborado de manera “potente” en el resultado electoral del Partido Popular que, aunque ha sido el partido más votado, ha bajado 20 puntos porcentuales con respecto a las últimas elecciones autonómicas de 2011.
En aquella ocasión el PP obtuvo casi un 52% de los votos, por un 26% del PSOE, casi un 10% de IU y 6% de UPyD. Ahora el PP ha logrado mantener una ventaja, aunque muy con un sabor muy amargo
porque ha pasado del 52% de los votos en las últimas autonómicas a un 30%, el desgaste de la política de recortes del gobierno central y los problemas con la externalización de los hospitales de Madrid aparecen en primera línea del trasvase de votos a otras formaciones como Vox o Ciutadans. Tampoco el PSOE sale bien parado, su falta de liderazgo en el panorama de la izquierda reparte el voto con Podemos, partido sorpesa de nueva creación con el que se identifican los indignados, UPyD, que mantiene su progresión ascendente, y la propia IU, que también sube, aunque ligeramente, su porcentaje de voto.
De todas maneras, a un año del final de la legislatura, y con todo lo que se ha recorrido, el PP no puede estar descontento porque las previsiones eran bastante peores, y su rival, el PSOE, ha caído más todavía.
La pérdida de confianza de los electores tanto en el PP como en el PSOE han generado que haya una gran proliferación de partidos que, con sus particularidades, han hecho mucho daño al bipartidismo. Llama mucho la atención el ascenso fuerte de UPyD en toda España y la irrupción de Podemos, el partido que más votos ha recogido de la caída del PSOE.
También hay que entender que la participación en las europeas es muy inferior a unas autonómicas, municipales o generales, mientras que en la autonómicas llega casi al 70%, en las europeas no ha llegado siquiera al 49% y, teóricamente, la abstención es un castigo para los partidos mayoritarios.
..Alfonso González

Fuente: isanidad.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario