Marea Blanca Aragon

Marea Blanca Aragon
Marea Blanca Aragon

viernes, 16 de mayo de 2014

Observatorio Derechos Humanos Aragon


DOSSIER DE PRENSA
15 de mayo de 2014

Derechos Humanos y Europa:
La asistencia sanitaria, como parte del derecho a la salud, es un derecho universal e igualitario reconocido por la Declaración de Derechos Humanos, algo que no ha respetado el RD 16/2012 que expulsó del sistema sanitario a las personas inmigrantes en situación irregular. Y esto no es algo que defienda solo nuestra plataforma, en una carta enviada al Gobierno en noviembre de 2013, que firmaban también diversos expertos de la ONU, estos decían al gobierno: "los cambios adoptados por el Gobierno de España en 2012, que reducen el acceso al sistema de salud pública, no cumplen con las obligaciones de derechos humanos del país”. Entre estos expertos se encontraba la Relatora Especial de Naciones Unidas sobre la pobreza extrema y los Derechos Humanos, Magdalena Sepúlveda que en abril de este año en el mismo sentido declaraba en Ginebra refiriéndose a la situación en el Estado Español: “Los incidentes de los que me han informado, que resultan en la falta de tratamiento para migrantes pobres e indocumentados --u otras personas obligadas a pagar incluso si residen legalmente en el país-- son inaceptables” y añadía: "Ha llegado la hora de que el Gobierno de España cambie de rumbo”
El Gobierno respondió a la carta enviada por los expertos de la ONU, pero la relatora especial no está de acuerdo con sus argumentos. El Ministerio de Sanidad argumentó que el real decreto 12/2012 no es discriminatorio, puesto que trata la legalidad de residencia en el país y no el origen nacional. El departamento que dirige Ana Mato respondió asimismo que la atención sanitaria sigue siendo universal, pública y gratuita, algo que la ministra repite una y otra vez prácticamente en cada acto público o intervención en el Congreso. “Los principios básicos de derechos humanos no pueden ser ignorados a causa de las presiones fiscales”, asegura Sepúlveda, que además considera que el argumento de la residencia "refleja una percepción errónea del principio de no discriminación”.
El Consejo de Europa también juzgó ilegal en enero pasado la decisión de restringir el acceso a la atención médica gratuita a los inmigrantes en situación irregular. “La crisis no puede servir como pretexto para negar el acceso a la sanidad”, concluía su informe. Según este organismo, la decisión infringe la legislación europea de derechos humanos.

Puesta en marcha del Programa Aragonés de Protección Social de la Salud Pública:
A pesar de la puesta en marcha del Programa Aragonés de Protección Social de la Salud Pública, al que han accedido hasta la fecha 663 personas, un número muy reducido de personas inmigrantes si se compara con las 30.000 personas que según el Instituto Aragonés de Estadística perdieron la tarjera sanitaria como consecuencia de la entrada en vigor del RDL 16/2012 o de las 14.083 según el Consejero del Departamento de Sanidad, Bienestar Social y Familia, la realidad es que la salud ha dejado de ser un derecho universal y se ha convertido en una medida de carácter graciable en forma de programa social, quedando además estas personas sin cobertura farmacéutica.

Prestación farmacéutica:
Son numerosas las familias con dificultades para hacer frente al gasto farmacéutico. La situación se agrava por el alto coste de algunos de los tratamientos (50€, 246€, 350€ e incluso más) al tener que abonar el 100% de los mismos cuando anteriormente pagaban el 40% o incluso porcentajes inferiores, siendo inasumible por algunas familias.
Las deficiencias en la política sanitaria y social hacen mella en estas familias empobrecidas y excluidas. Por una parte, han de asumir la pérdida del derecho a la asistencia sanitaria y el hecho de tener que abonar el coste total de la medicación. Por otra, las dificultades de acceso y retrasos en el pago de prestaciones sociales (IAI, AIF, AU) impiden que cuenten con ingresos para poder satisfacer sus necesidades básicas. Ambas situaciones se retroalimentan e impiden a las familias en situación de pobreza y exclusión con problemas de salud, hacer frente al pago de la medicación que necesitan.
Por este motivo, la Plataforma Salud Universal solicita que se incluya en el Programa Aragonés de Protección Social de la Salud Pública, en virtud de la facultad de las Comunidades Autónomas de aprobar su cartera de servicios, la prestación farmacéutica a estas personas en las mismas condiciones que las personas aseguradas.

Información deficiente en los Centros de salud:
La Administración debe facilitar el ejercicio de los derechos a los ciudadanos e informar con claridad y transparencia, sin trabas ni barreras administrativas, haciendo de la salud un derecho real y efectivo de las personas, objeto de tales normas que impida su “exclusión de la sanidad pública. En Aragón, la Plataforma ha constatado que cuando los extranjeros no asegurados acuden a los centros de salud demandando atención sanitaria, se les dice que no tienen derecho a ella, pero no se les informa de la existencia del Programa Aragonés de Protección Social de la Salud Pública o de la posibilidad de tramitar una tarjeta sanitaria por límite de ingresos si tenían permiso de residencia con anterioridad a la entrada en vigor del RDL 16/2012.

Facturación en Urgencias:
La administración sanitaria aragonesa obliga a firmar un compromiso de pago, sin concretar la cuantía de la deuda que deberá asumirse, a todas las personas que han perdido la tarjeta sanitaria y solicitan atención médica de urgencia, pese a que el RDL 16/2012 les reconoce el derecho a la asistencia sanitaria de urgencia en igualdad de condiciones que a los asegurados.

Casos concretos:
En Caspe se retiraron 210 tarjetas sanitarias y ninguna persona ha accedido al Programa Aragonés de Protección Social de la Salud Pública hasta la fecha. En La Almunia de Doña Godina se dieron de baja 419 tarjetas sanitarias y solo 3 personas han accedido al Programa Aragonés de Protección Social de la Salud Pública en un año.
También llama la atención que en el Centro de Salud Delicias Norte de Zaragoza se dieran de baja 487 tarjetas sanitarias y solo 38 personas hayan accedido al Programa Aragonés de Protección Social de la Salud Pública; o que en el Centro de Salud Actur Sur, donde se retiraron 88 tarjetas sanitarias, ninguna persona haya accedido al programa.
En cualquier caso, en ninguna zona sanitaria, la tasa de reposición, considerando el número de tarjetas sanitarias dadas de baja y el número de personas que han accedido al programa, supera el 20%.

Actitud del Consejero de Sanidad:
Desde la aprobación del Real Decreto en septiembre de 2012, se han dado de baja en Aragón 14.000 tarjetas sanitarias según el Servicio Aragonés de Salud y 31.000 tarjetas según el Instituto Aragonés de Estadística; un enigmático baile de cifras que no deja ver la realidad y que el consejero de Sanidad, Ricardo Oliván, se ha negado a explicar, a pesar de que se le haya sido solicitado.
Por su parte el consejero ha declarado que el escaso acogimiento por parte de las personas inmigrantes en situación irregular al Programa Aragonés de Salud, viene provocado fundamentalmente porque "las entidades que representan al colectivo inmigrante no están colaborando suficientemente en la difusión del programa".
Desde la PSU queremos trasladar la indignación que nos ha generado estas declaraciones, en primer lugar porque desde un principio se han venido detectando numerosos errores en la difusión realizada desde la Administración, los cuales han sido reiteradamente señalados a la Directora General de Calidad y Atención al Usuario, Lourdes Rubio. Además, la PSU lleva desde el inicio del Programa colaborando en su difusión y aplicación, a pesar de nuestra disconformidad con el mismo y de que la obligación deba recaer sobre la Administración, que es la responsable directa de informar eficazmente a los usuarios a los cuales se les ha negado un derecho básico.
No obstante, cabe señalar que nuestra sorpresa e indignación no deberían ser tales si tenemos en cuenta que, desde la aprobación del Real Decreto, la PSU ha solicitado en numerosas ocasiones una reunión con el consejero, solicitudes que o bien han sido derivadas a la dirección general citada, o bien ni siquiera se ha tomado la molestia en contestar.
En sus declaraciones, el consejero además señaló que el hecho de que haya personas que no cumplen los requisitos, hace que muchas no puedan acceder al Programa, requisitos que por cierto no piensa flexibilizar. Sin embargo, desde la PSU denunciamos que ha habido muchas personas que aun cumpliendo los requisitos para acceder al programa o incluso para mantener la tarjeta sanitaria se han quedado fuera del sistema.
Ante el reto que nos planteó el Consejero en sus declaraciones publicadas el 10 de abril en Heraldo Digital, procedemos a continuación a enumerar algunos ejemplos.

Trasplantes de órganos:
Podríamos comenzar por un caso general pero que nos parece especialmente preocupante. Las personas inmigrantes en situación irregular tienen extremadamente limitado el acceso a las listas de espera de recepción de órganos, esta solo se produce en caso de vida o muerte. Sin embargo se da la paradoja de que estas personas sí pueden ser donantes independientemente de su situación administrativa.

La diferencia entre el número de personas que perdieron la tarjeta sanitaria y el número de personas que han accedido al programa se traduce en que en Aragón, muchas personas que necesitan atención médica no la reciben:
-SMD, senegalés de 44 años, reúne los requisitos para acceder al PAPSSP pero espera una respuesta desde julio de 2013. Entretanto no puede recibir asistencia sanitaria.
-LAG, mujer nicaragüense de 44 años, fue operada de un tumor en la garganta. No ha recibido tratamiento de rehabilitación ni ha sido objeto de revisiones médicas desde hace dos años. Ni en el Centro de Salud ni en el hospital la informaron sobre las posibilidades de acceso al programa. Ha accedido al programa con el apoyo de Médicos del Mundo.
-CBA, colombiana de 73 años, sufre una cardiopatía y desde enero hasta abril de 2014 le denegaron la atención sanitaria en su centro de salud y no la informaron de la posibilidad de acceder al programa. Ha accedido al programa recientemente con el apoyo de Médicos del Mundo.
- A MA, mujer dominicana de 50 años que sufre problemas de oído, se le denegó la tención sanitaria en su centro de salud por no tener tarjeta sanitaria y no la informaron de la posibilidad de acceder a través del PAPSSP.
Las personas referidas nos han autorizado para hablar de su caso a la prensa. Pero tenemos conocimiento de muchos más ejemplos de personas a las que necesitando atención sanitaria, no se les ha prestado:
- mujer con cáncer de cuello de útero.
- mujer operada de tiroides, sin revisión ni seguimiento de la medicación durante un año y medio.
- mujer de 25 años que perdió la tarjeta sanitaria y tiene problemas en el hombro, no puede acceder a la al programa porque su madre, también en situación irregular, gana 600 euros mensuales en el servicio doméstico.
- Mujer de 37 años, asmática, sin tarjeta sanitaria desde 2012, no puede acceder al programa por tener el pasaporte caducado
- Mujer diabética de 53 años, con cinco años en España, dos años sin revisiones. Ha estado dos años tomando su medicación sin revisiones médicas.

Gracias por tu atención. J.A. ( Plataf. SALUD UNIVERSAL).
Luchamos por una SANIDAD UNIVERSAL EN ARAGON,

No hay comentarios:

Publicar un comentario