Marea Blanca Aragon

Marea Blanca Aragon
Marea Blanca Aragon

viernes, 16 de mayo de 2014

ZARAGOZA - Una avería en una máquina del Servet deja sin tratamiento a pacientes con cáncer de piel

Melanoma
La única máquina de Aragón con la que se prestan tratamientos de radioterapia superficial para pacientes con cáncer de piel no melanoma lleva averiada desde hace más de un mes. Está ubicada en el Hospital Miguel Servet y solo existe esta de este tipo en la Comunidad, ya que tampoco hay aparatos similares en las clínicas privadas aragonesas. La máquina (modelo Pantak Sxt 150) es especial para tratar tumores cutáneos superficiales. El problema afecta a un total de 40 aragoneses, 22 de ellos son pacientes que ya estaban en
tratamiento antes del fallo y 18 son enfermos que debían empezarlo durante este mes y aún no lo han hecho.
Según fuentes médicas y expertos consultados por este periódico, la falta de tratamiento durante este último mes no afectaría a la supervivencia del paciente al ser un carcinoma cutáneo no melanoma, es decir, que no metastatiza salvo casos muy infrecuentes. Es un tumor muy lento, aunque los médicos y pacientes reclaman una solución al problema lo más urgente posible.
Un paciente afectado por la avería de esta máquina con el que ha podido contactar este periódico mostró su preocupación por no poder someterse al tratamiento. Por ello, está estudiando la posibilidad de consultar con especialistas privados. «Estamos preocupados porque no sabemos cuándo se va a volver a poner en funcionamiento la máquina», reconocieron familiares del enfermo, que prefirieron no revelar su nombre ni detalles concretos por temor a no recibir la atención adecuada en el futuro.
Fuentes del departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón aseguraron que el problema radica en el recambio de una pieza estropeada. En un principio, se prevé que llegue a Zaragoza la próxima semana y que los tratamientos se reanuden de forma inmediata.
Las previsión inicial era que el problema se solucionara en un plazo menor. No obstante, según ha podido saber este periódico, durante las primeras semanas de avería los técnicos de la empresa encargada del mantenimiento no encontraban el origen del problema, lo que retrasó la reparación. El recambio, que debe llegar de Inglaterra, aún no se encuentra en España.
Al parecer, uno de los problemas que ha demorado el envío es la falta de embalaje adecuado para una pieza tan delicada. Desde Sanidad hicieron hincapié en que son conocedores de la importancia de la máquina, por lo que están trabajando «contra reloj» para reparar la avería lo antes posible.
Las mismas fuentes explicaron que los pacientes están «controlados» en todo momento y que la demora no les supone ningún problema, puesto que si fuera grave utilizarían el acelerador para cánceres de piel más graves, como melanomas. En el Hospital Miguel Servet se encuentran dos de las cinco máquinas de este tipo que hay en la Comunidad (una de ellas en un centro privado).
Se estudió derivar a Tortosa
En un principio, el departamento de Salud estudió la posibilidad de derivar pacientes a la localidad de Tortosa (Tarragona), pero finalmente se rechazó la idea porque la empresa de mantenimiento aseguró que la pieza llegaría antes y porque los enfermos son, en su mayoría, personas mayores de una media de edad de 80 años, por lo que se necesitarían ambulancias o familiares disponibles para acompañarles. El municipio tarraconense se encuentra a 199 kilómetros de Zaragoza, 235 de Huesca y 272 de Teruel. El Salud no ha explicado si el centro al que se estudió derivar a los enfermos en Tortosa es el hospital público Verge de la Cinta o a una clínica privada.
Según la Asociación Española Contra el Cáncer, este tipo de carcinomas cutáneos son tumores malignos de la piel diferentes a los melanomas. En los últimos 20 años esta incidencia ha aumentado en casi todos los países. El presidente de la Sociedad Española de Oncología Radioterápica, Alfredo Ramos, destacó que frecuentemente este tipo de tumor se da en gente con una importante exposición al sol (es uno de los principales riesgos que tiene) y aseguró que el tratamiento es cirugía o radioterapia superficial (con poca profundidad) con equipos de bajo voltaje (como la máquina averiada en el Servet).
En este tipo de casos, se radia la zona respetando un margen de seguridad. Normalmente, aseguró el experto, si se coge a tiempo la mayoría de este tipo de cánceres se curan, su supervivencia es alta y no son agresivos en general.

Vía: LAURA CASTEL. Heraldo de Aragón

Fuente: heraldodeoregon.wordpress.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario