Marea Blanca Aragon

Marea Blanca Aragon
Marea Blanca Aragon

viernes, 6 de junio de 2014

Oliván no aclara de dónde sale el dinero para el plan de choque

El consejero dice que "entraba y entra" en la previsión de gasto. IU le acusa de tener "mucha cara o poca vergüenza" por su gestión del problema

 


El consejero de Sanidad del Gobierno de Aragón, Ricardo Oliván, no aclaró ayer, en su comparencia en la comisión de Sanidad de las Cortes, la procedencia exacta de los 11,7 millones de euros que se destinarán al plan de choque para atacar la lista de espera. Oliván se limitó a insistir en que esa
partida ""entraba y entra" dentro de las previsiones de gasto del departamento, aunque apeló a la autorización que debía otorgar la recién creada unidad de control presupuestario.
Ese permiso también habría provocado, según el consejero, el incumplimiento de su palabra, cuando Oliván se comprometió a dar los datos de lista de espera --tras un año sin actualizar-- antes de las elecciones europeas. "No soy una persona que exponga problemas sin aportar soluciones y quería mostrar el plan a la vez que se publicaban unos datos que son malos", admitió el consejero.
Ante la insistencia de los grupos en que el titular del departamento aclarase la procedencia de la partida, Oliván solo recordó que "el presupuesto de Sanidad el año pasado era insuficiente y se gastó más de lo presupuestado, como también sucedió otros años, pero hay que gastar bien", indicó. En este sentido, desde Sanidad sí se admite que 1,5 de esos 11,7 millones expuestos en el plan proceden de la partida no ejecutada del hospital de Teruel, aunque apunta que esa cantidad, destinada a la derivación con clínicas privadas, solo se utilizará "si es necesario".



                                                         UN PLAN ESTRUCTURAL

El consejero, que compareció junto al gerente del Salud, Ángel Sanz, aseguró que el plan "no es coyuntural sino estructural", incidió en la aplicación de un mismo protocolo e idénticos criterios para todos los centros al incluir a pacientes en lista de espera y un seguimiento "casi a diario" de estos pacientes --4.683-- que llevan esperando más de seis meses.
Oliván informó de que este año prevén realizar 57.311 operaciones en horario ordinario, el 34% más que en el 2011, que se sumarán a las 10.560 incluidas en el plan y que se realizarán hasta el 31 de diciembre.
Estas intervenciones las realizará "personal muy preparado" y "perfectamente formado", aseguró el consejero, que, en todo caso, subrayó que en los procesos "más complicados", podría estar acompañado por profesionales "con más experiencia".
Los grupos de la oposición criticaron a Oliván su tardanza en pubicar los datos, haberlos mostrado antes a los medios de comunicación o no aclarar el origen del dinero empleado en el plan. La más crítica volvió a ser la portavoz de IU, Patricia Luquin, que acusó a Oliván de "tener mucha cara o poca vergüenza" porque "lleva tres años de consejero y no ha gestionado nada de listas de espera. Y ahora viene y nos muestra solo datos de la demora quirúrgica y unas cifras que no son reales, sino falsas y maquilladas, por lo que es una tomadura de pelo", espetó.
También José Luis Soro (CHA) cargó contra el consejero, al que acusó de hacer "trampas" recurriendo a datos "maquillados de carnaval de Las Palmas".
Por su parte, el socialista Eduardo Alonso también puso en duda las cifras dadas por el consejero que en su opinión "no debería hinchar pecho" y venir a las Cortes con "más humildad" tras un año sin ofrecer información.
Al diputado Manuel Blasco (PAR) le pareció "adecuado" el plan y expuso que le gustaría que funcione, mientras que Carmen Susín (PP) destacó que "se afronta el problema estructural de las listas de espera".

Fuente: elperiodicodearagon.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario