Marea Blanca Aragon

Marea Blanca Aragon
Marea Blanca Aragon

lunes, 30 de junio de 2014

Protestas en el Gregorio Marañón contra el despido de más de un centenar de limpiadoras

 

 Los trabajadores de la limpieza del Hospital Gregorio Marañón se manifiestan hoy contra la decisión de la dirección de despedir a más de un centenar de empleados que prestaban este servicio. Según ha denunciado UGT Madrid en un comunicado, muchos de los que se quedarán en la calle
llevaban más de 20 años en su puesto, y esta decisión supone un “nuevo ataque al empleo y a la salud de los usuarios” del hospital. Los despidos, dice el sindicato, se han resuelto tras el fin del contrato con la empresa adjudicataria hasta ahora, Ferroser (filial de Ferrovial).

UTG ha convocado para hoy una asamblea en la que se discutirá sobre los 130 despidos que se van a producir y posteriormente, a partir de las 10 horas, los trabajadores de la limpieza se concentrarán a las puertas del Gregorio Marañón para “evidenciar su malestar” con esta decisión. El sindicato afirma que está dispuesto a llevar a cabo “todas las acciones” a su alcance para “hacer frente a esta barbaridad del gobierno de la Comunidad de Madrid y de la Gerencia del hospital”.

Sobre todo porque algunos de los trabajadores que se quedarán en la calle llevan en este servicio “desde hace 20 años”. Para el sindicato, es intolerable que se produzca un nuevo “ataque al empleo y a la salud de los usuarios” del hospital con medidas como esta, ya que los empleados de la limpieza realizan trabajos “especializados” tales como “limpiar un quirófano, una UCI, las Urgencias o las habitaciones en las que se recuperan los enfermos”, y “no es lo mismo que la limpieza de otras dependencias no vinculadas con la Sanidad”.

La organización sindical dice que “no se pueden destruir los puestos de trabajo de esta manera tan brutal y salvaje” porque “no es tan sencillo realizar la limpieza en un hospital”, por lo que afirma que hará todo lo que sea necesario para evitar el despido de más de un centenar de limpiadoras que se ha decidido tras el fin del contrato con la empresa adjudicataria del servicio hasta ahora, Ferroser (filial de Ferrovial).

Sin embargo, el hospital ha negado que esta decisión la haya tomado la dirección del centro. Tal y como recoge Europa Press, fuentes del Gregorio Marañón han especificado que “la medida no depende en absoluto del centro” porque de las trabajadoras “formaban parte la contrata de otra empresa” que ya ha finalizado el acuerdo con estas trabajadoras. Asimismo, indica que actualmente cuentan con una plantilla de 400 empleadas de las que una gran parte “procede de otros centros hospitalarios y se encuentran capacitadas para estas labores”.

Fuente: elboletin.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario