Marea Blanca Aragon

Marea Blanca Aragon
Marea Blanca Aragon

martes, 23 de septiembre de 2014

La FADSP ante el traspaso de la política de medicamentos de la Dirección General de Salud a la Dirección General de Industria de la UE:


El controvertido comisario de la UE Jean-Claude Juncker, declarado partidario de los debates oscuros y secretos, ha decidido traspasar las competencias sobre comercio de medicamentos de la Dirección General de Salud a la Dirección General de Industria y Mercado de la Unión, con
el objetivo de considerar a los medicamentos como una mercancía más, aunque se demuestren necesarios para salvar la vida de las personas, lo que permite a las Compañías Farmacéuticas inflar el precio de sus patentes, incluso multiplicando cientos de veces su valor real.
En la misma línea el gobierno de Rajoy, alumno aplicado cuando se trata de la privatización de servicios públicos, aprobó en el año 2012 el traspaso de la gestión del Instituto de Investigación Carlos III  del Ministerio de Sanidad al Ministerio de Economía e Innovación (RD 345/2012), redirigiendo la investigación biomédica hacia la consecución de patentes para incrementar los beneficios de las empresas que ya han metastatizado el organismo público, gestionado mediante la Colaboración Público Privada (CPP)
Las decisiones de Rajoy y de Juncker son pasos necesarios hacia el acuerdo trasatlántico sobre comercio e inversión (TTIP) cuyo objetivo es la desregulación total del mercado sanitario en España y el resto de Europa, además de impedir la reversión de las privatizaciones, incluso aunque el pueblo español elija democráticamente un nuevo gobierno que pretenda recuperar el Sistema Nacional de Salud.
Los beneficiarios de estas políticas son las multinacionales y el Club Gertech en su alianza estratégica con la Comisión Europea y el gobierno de España, además de determinados personajes de la asociación de directivos SEDISA y del foro de la profesión. El resto de la población se verá perjudicada, antes o después. Ya está afectando a los pacientes a base de copagos y a los profesionales sanitarios a base de recortes. Ahora les toca a los  profesores universitarios y a los investigadores  sanitarios, que perderán su independencia, e incluso a los farmacéuticos de las oficinas de farmacia, que nunca pensaron que pudiesen llegar a peligrar sus puestos de trabajo.
Ellos no van a parar hasta quedarse con todas las partes rentables del SNS. Evitarlo es nuestra responsabilidad.


 Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Publica

No hay comentarios:

Publicar un comentario