Marea Blanca Aragon

Marea Blanca Aragon
Marea Blanca Aragon

sábado, 18 de octubre de 2014


Aragón comienza el lunes a suministrar 255.000 vacunas contra la gripe

Las autoridades sanitarias llaman a la calma al recordar que sus síntomas pueden recordar a los primeros del ébola y piden tranquilidad al respecto.

Una paciente se vacuna en un centro de salud de Zaragoza. HA             

Aragón suministrará 255.000 vacunas contra la gripe a partir del lunes, una campaña de vacunación que, a diferencia de otras, coincide con una alerta por ébola, dos enfermedades víricas en las que en un principio los síntomas son inespecíficos, por lo que las autoridades han pedido tranquilidad.

Según el director general de Salud Pública del Gobierno de Aragón, Francisco Sancho, es difícil que se infecte una persona de ébola si no ha viajado a un país donde esté declarada esta enfermedad, Sierra Leona, Guinea Conacry o Liberia, o haya estado en contacto con un enfermo.

Por ello, si se tiene fiebre o dolores de articulaciones, de cabeza o de garganta, y si no se ha viajado a estos países o no se ha tenido contacto con ningún enfermo es de suponer que será gripe, ha afirmado Sancho en Zaragoza en la rueda de prensa de presentación de la campaña de vacunación antigripal 2014-2015.

En este sentido, el director general ha querido mandar un mensaje de tranquilidad y ha señalado que en la administración no existe preocupación de que se puedan saturar las urgencias siempre que se aplique el sentido común, ya que es muy difícil que alguien se infecte por ébola salvo que haya tenido contacto con el enfermo, como ha ocurrido en Madrid, ha insistido.

En esta campaña de vacunación antigripal, el Gobierno de Aragón ha invertido 818.176 euros en las vacunas, 89.544 menos que la anterior por la compra centralizada junto a otras catorce comunidades autónomas, y uno de los objetivos es llegar a un 30% o más de cobertura entre los profesionales de la sanidad.

A pesar de que esta cobertura ha subido del 15 a 16% de hace tres años al 21% actual, algo de lo que Sancho se ha mostrado satisfecho, el objetivo no está cumplido porque se pretende ir consiguiendo poco a poco una mayor vacunación de los sanitarios, ha agregado.

De las 255.000 vacunas compradas para la campaña, que finalizará el 30 de noviembre, aunque estarán disponibles en todos los centros de salud hasta finales de febrero, 165.000 son dosis fraccionadas y 90.000 intradérmicas, sobre todo para las personas mayores.

La vacunación está recomendada para los mayores de 65 años con carácter general y para los menores de esta edad con algún factor de riesgo, como enfermedades pulmonares, cardiovasculares, metabólicas, hepáticas, renales, neuromusculares o neurológicas, las que producen inmunosupresión (incluido medicamentos, VIH o cáncer), la obesidad mórbida o el implante coclear.

También es recomendable que se vacunen las mujeres embarazadas y las personas que pueden transmitir la gripe a grupos de riesgo, es decir, además de profesionales sanitarios, trabajadores de instituciones geriátricas o de centros de cuidados de enfermos crónicos y cuidadores principales de crónicos dependientes.
A todos estos grupos se unen los profesionales de servicios esenciales a la comunidad, como los policías o los bomberos.

Es ésta una temporada de gripe cuya evolución se prevé similar a la de otros años y, aunque no se puede avanzar su comportamiento, los picos epidémicos suelen estar entre finales de enero y principios de febrero, ha explicado.

La vacuna de este año, que no contiene virus vivos, incluye dos cepas de tipo A, que son la H1N1, de la gripe A que ya se considera estacional, y H3N2, y otra de tipo B, por lo que es similar a la del año pasado, ha indicado Sancho, quien ha informado de que estará a disposición de todos los aragoneses en 170 puntos del territorio.

El objetivo de la campaña es conseguir una elevada tasa de vacunación en los grupos para los que está recomendada, además de reducir tanto la mortalidad y morbilidad asociadas a la gripe así como el impacto de la enfermedad en la sociedad.

De esta manera, y como cada año, la dirección general de Salud Pública distribuirá folletos y colocará carteles en los centros de salud, consultorios, hospitales, centros de especialidades, de mayores y de servicios sociales, residencias y asociaciones de mayores, además de uno específico para el personal socio-sanitario.

Para solicitar la vacunación, el usuario podrá pedir cita previa ya en su centro de salud y, a partir del próximo lunes, a través de la web o del teléfono 902.555.321.

Además, y con el fin de mejorar la cobertura de vacunación y facilitar el acceso a la vacuna, desde SaludInforma se enviarán cerca de 30.000 cartas a personas incluidas en la población diana incluida en la campaña (embarazadas, mayores de 65 años, grupos de riesgo) de ocho centros de salud.

Estos centros son los de Monzón Urbano y Binéfar, en la provincia de Huesca; Utrillas, en la de Teruel, y Calatayud Urbano, Actur Norte, Delicias Sur, Miralbueno y Casetas, en Zaragoza.

El director general también ha querido hacer un llamamiento para que, salvo en casos muy concretos, los pacientes con síntomas gripales no recurran a las urgencias de los hospitales sino a su centro de salud, ya que la gripe es una enfermedad normalmente de curso benigno.

Una persona normal sin factores de riesgo va a estar una semana enferma, con fiebre o dolor de cabeza, ya que al ser una infección por virus no se trata con antibióticos, ha agregado.

La pasada campaña, el Gobierno de Aragón compró 250.000 dosis de vacunas, de las que se administraron 210.162.

Fuente: heraldo.es


No hay comentarios:

Publicar un comentario