Marea Blanca Aragon

Marea Blanca Aragon
Marea Blanca Aragon

miércoles, 22 de octubre de 2014

Aragón, con más deuda pero menos servicios: algunas cifras en relación a la Sanidad


Desde el inicio del gobierno PP-PAR la Deuda Pública ha aumentado 2.743 millones y se han realizado recortes en Sanidad que ascienden a 1.267 millones
Como una gran parte de la ciudadanía ya conoce, la deuda pública en Aragón ha pasado de 3.388 millones de euros en 2011 a la cifra de 6.131 millones de euros al cierre del 2º trimestre de 2014, según datos del Banco de España. Así, con el gobierno del PP y el apoyo del PAR, se ha incrementado la deuda en 2.743 millones en sólo 3 años.

Ahora bien, a diferencia de lo que cabría esperar, este aumento de deuda no sólo no está relacionado con una mejora en los servicios públicos, sino que por el contrario, es directamente proporcional a los recortes que se realizan en políticas públicas como la Sanidad o la Educación. Veamos algunas cifras en relación a la Sanidad…

En los presupuestos del año 2011 el gasto real realizado en Asistencia Sanitaria fue de 2.192 millones de euros, y de 1.639 millones de euros al cierre del presupuesto en 2013, siendo el presupuesto para 2014 de 1.592 millones de euros. Si tomamos como cifra inicial los presupuestos de 2011, el recorte en Asistencia Sanitaria hasta 2013 ha sido de 667 millones de euros, a lo que se sumarían otros 600 millones de euros si tenemos en cuenta lo presupuestado este ejercicio, siendo el recorte en estos 3 años de 1.267 millones con respecto a la realización del 2011, sólo en Sanidad.
Junto a estos recortes en Sanidad, se han ofrecido deducciones a quienes contrataban pólizas con seguros privados –es decir, menos ingresos vía impuestos para poder beneficiar a la sanidad privada-. Además, durante estos años de gobierno del PP –no olvidemos, con el inestimable apoyo del PAR-, se han gastado 375 millones de euros en contrataciones a la sanidad privada (en servicios asistenciales : hemodiálisis, resonancias, tomografias axial y litotricias entre otras, limpieza, seguridad, almacén y transporte sanitario con medios ajenos), un buen pellizco para las clínicas privadas y menos empleo público.

Respecto a las inversiones, entre 2011 y 2013 se presupuestaron 91 millones, si bien al cierre de los presupuestos la ejecución fue de 69 millones (22 millones menos de los previstos para esos 3 años). Por cierto, que esta cifra constituiría una buena aportación para la construcción pública del Hospital de Alcañiz, si el gobierno de Rudi tuviera voluntad real de defender los intereses de la ciudadanía en vez de ofrecer en bandeja un enorme negocio privatizando la construcción de este Hospital y generando endeudamiento para muchos años a los y las aragonesas.



Según los presupuestos de 2014, se destinarán 38 millones para inversión. Simplemente dedicando la mitad de esta cantidad (19 millones) sumada a los 22 millones que no se ejecutaron entre 2011-2013, se dispondría de 41 millones para la construcción pública del Hospital de Alcañiz. Pero parece claro que no importan las alternativas, y que el objetivo marcado es rotundo: endeudamiento y privatizaciones, a favor de la banca y de unas pocas empresas privadas, y dejando en último término los intereses de la ciudadanía.

Fijándonos ahora en los presupuestos generales de nuestra comunidad, entre 2011 y 2014 se han recortado 2.056 millones de euros -tomando como partida el presupuesto de 2011-, y tampoco cumplieron sus presupuestos en ninguno de los 3 años (en 2011, 90 millones menos, en 2012, 532 millones menos, en 2013, 510 millones menos y en 2014 esta por ver al cierre). Es decir, se han realizado recortes adicionales en ejecución a los presupuestos iniciales presentados por el PP y PAR (de momento 1.132 millones). Y va “in crescendo”. No podemos por menos preguntarnos: ¿a quién beneficia el actual nivel de endeudamiento? Parece claro que a la ciudadanía no, desde luego.

Para colocar la guinda a esta tarta de despropósitos, el Consejero de Hacienda ha cerrado caja el pasado 6 de Octubre, anticipando 3 meses el cierre presupuestario para contener el gasto y cumplir el objetivo de déficit, cierre prematuro que podría implicar el recorte de la cuarta parte del presupuesto previsto. Esto significa que no habrá más pagos hasta el año que viene (autónomos y pymes proveedoras de la DGA se quedarán sin cobrar sus facturas hasta enero como mínimo), y que 2015 deberá soportar la carga de deuda de estos tres meses restantes. Vaya panorama.
Fuentes : web de la DGA y del Banco de España
http://presupuesto.aragon.es/resumen
http://presupuesto.aragon.es/politicas
http://www.bde.es/webbde/es/estadis/infoest/a1309.pdf

ATTAC en Aragón no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización. 

Fuente: aragon.attac.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario