Marea Blanca Aragon

Marea Blanca Aragon
Marea Blanca Aragon

lunes, 13 de octubre de 2014

Diez muertos por legionela centran la atención de la salud pública catalana 

Dos brotes de legionela en la comarca catalana del Vallès se han cobrado la vida de diez personas desde el pasado septiembre. En total 48 personas han sido afectadas por la enfermedad entre Sabadell y Ripollet en dos brotes distintos que han coincidido en el tiempo y que la Generalitat da por
controlados dado que desde mediados de septiembre no se han detectado nuevas infecciones.
La enfermedad afecta especialmente las personas con baja inmunidad –mayores o enfermas– y puede provocar graves pulmonías que en algunos de los casos han ocasionado la muerte. En Sabadell 41 personas se han visto afectadas, de edades que van de los 45 a los 94 años y muchas de ellas con patologías graves. La legionela no se transmite entre humanos, sino que su contagio está vinculado a torres de refrigeración, circuitos de agua o aspersores.
Todos los afectados en Ripollet se han concentrado en un área de 500 metros y se ha comprobado que el foco estaría vinculado a un camión de riego para la limpieza del municipio. El departamento de Salud de la Generalitat asegura que el cruce entre una muestra del vehículo y otra de una persona afectada ha concluido que presentaban el mismo tipo y subtipo de legionela (denominado Pontiac Knoxville), con lo que se confirmaría que el causante es el camión de riego, que pertenece a una empresa subcontratada por el ayuntamiento de Ripollet.
El origen del foco de legionela en Sabadell no estaría tan claro, si bien se apunta a una torre de refrigeración de la empresa Tratamientos Térmicas Carreras. En esta torre, que se cerró de forma cautelar hace tres semanas, se ha detectado un circuito con "altas dosis" de legionela, aunque Salut avisa de que los resultados no son determinantes para asegurar que esta torre es la culpable. El departamento inspecciona actualmente 19 empresas que cuentan con torres de refrigeración en Sabadell, a las que acuden técnicos de la Generalitat sin avisar para recoger muestras, que se envían a un laboratorio de Madrid.

Investigación del foco

El secretario de Salud Pública de la Generalitat, Antoni Mateu, que compareció ayer ante la comisión de Salud del Parlament, indicó que se han enviado a ese laboratorio una veintena de muestras humanas y otras 65 ambientales, que se cruzan para intentar localizar el origen del brote de la capital vallesana.
"Es la primera vez en la historia de salud pública de Cataluña que se hace una cosa similar", afirmó Mateu, que anunció que ya se ha comunicado al Ayuntamiento de Ripollet el resultado de los análisis y se ha abierto un expediente administrativo.
Por su parte, el conseller Boi Ruiz contestó a la oposición, que criticó la falta de explicaciones por parte del departamento, que "tenemos la voluntad de explicarnos pero el tema es muy complejo, de detalles y matices".
Apuntó que, en el caso de las empresas investigadas como posible origen del foco de Sabadell, "habrá que plantearse" una modificación del proceso de valoración para las instalaciones de refrigeración, que paran en agosto por vacaciones y que se reinician en septiembre, como una posible causa de difusión de este tipo de bacterias, como la legionela.
La diputada de ICV reclamó al conseller que dé explicaciones a las poblaciones de Sabadell y Ripollet, dadas las graves consecuencias que para la población han tenido los dos brotes de legionela, mientras la de Ciutadans pidió que se permita a los responsables de los hospitales que comuniquen los casos de afectados por correo electrónico y no por fax, como se debe hacer actualmente.

Fuente: eldiario.es


No hay comentarios:

Publicar un comentario