Marea Blanca Aragon

Marea Blanca Aragon
Marea Blanca Aragon

sábado, 25 de octubre de 2014

ÉBOLA -Nueva York y Nueva Jersey ponen en cuarentena a médicos de África


La primera persona que se sometió al nuevo protocolo empezó a tener fiebre pasadas unas horas de haber sido aislada

Los gobernadores de Nueva York, Andrew Cuomo y de Nueva Jersey, Chris Christie, en la conferencia de prensa de este viernes.

La gestión de la crisis del ébola está siendo muy fluida en Nueva York. Pero la tensión entre los responsables de salud era palpable este viernes en la oficina que diseña los planes de emergencia para la ciudad de los rascacielos, situada justo a los pies del icónico puente en Brooklyn. Es la manera de hacer ver al público que tienen todo bajo control y a la vez de estar seguros, puertas hacia dentro, de que no se deja ni un fleco suelto al azar.

Para limitar al máximo el riesgo de propagación del virus por la mayor área metropolitana de EE UU, las autoridades en Nueva York y Nueva Jersey procedieron con carácter inmediato a reforzar los controles que se aplican a los pasajeros en los aeropuertos de JFK y Newark Liberty Internacional. Van así más allá de los protocolos federales, al someter a cuarentena a médicos que hayan tratado directamente a pacientes de ébola en África Occidental.

Ese habría sido el caso de Craig Spencer, el voluntario de Médicos sin Fronteras diagnosticado con ébola, cuando llegó al país del 17 de octubre. Hasta ahora, el personal sanitario que regresaba de la región se limitaba a tomarse a diario la temperatura y a reducir en la medida de lo posible el contacto director con su entorno durante el periodo de incubación del virus. Ahora, estos individuos considerados de alto riesgo estarán en cuarentena 21 días.

La medida empezó a aplicarse ya este viernes, a un médico que llegó al país por Newark, bajo orden del gobernador Chris Christie. Bill de Blasio, el alcalde de Nueva York, aseguró horas antes de entrar en vigor la medida que el propósito es el ir por delante de la crisis. "Estos preparativos están dando sus frutos", valoró. El reto, precisó, es “extraordinario”. “Los protocolos se están siguiendo al pie de la letra”, aseguró, pero también dijo que hay que ajustarlos.

La primera persona sometida a cuarentena con las nuevas reglas empezó a tener fiebre horas depués de ser aislada en la unidad especial del hospital universitario de Newark y está siendo evaluada en el centro para determinar si es porque el virus ya está actuando en su cuerpo. Se trata de una mujer, de la que no se reveló su indentidad. Tan solo se señaló que no es residente de Nueva Jersey y que tenía intención de ir a la ciudad de Nueva York.

“Estamos ante una situación en evolución constante”, explicó en rueda de prensa el gobernado neoyorquino, Andrew Cuomo, “por eso vamos a hacer lo que sea necesario para salvaguardar antes que nada la salud y la seguridad de nuestros ciudadanos”. Los dos estados vecinos están reforzando, en paralelo, los protocolos de comunicación entre sus departamentos de salud para coordinar la información de los viajeros que llegan a JFK y Newark.
Controles directos

Nueva York y Nueva Jersey quieren, como indicaron los expertos en emergencias, hacer directamente los controles y llevarlos más allá de las directrices federales si lo estiman oportuno. Bill de Blasio dejó claro que doctores como Craig Spencer son “esenciales”, porque están en la primera línea para combatir la enfermedad. Pero también señaló que es necesario reducir al mínimo el riesgo con medidas adicionales.

Mary Travis Bassett, responsable del Departamento de Salud de Nueva York, calificó al voluntario de una persona “de gran coraje” por poner su vida a riesgo. Rima Khabbaz, la líder del equipo desplazado a Nueva York de la Agencia del Control de Enfermedades, también dijo que se están elevando y mejorando constantemente los protocolos de control y aprendiendo de la experiencia pasada.

El primer caso de ébola en la ciudad de Nueva York se conoció un día después de que EE UU decidiera limitar a cinco aeropuertos la llegada de pasajeros procedentes de África Occidental. De momento no se habla de aplicar una prohibición de vuelos desde esos países, pero el caso de Spencer eleva más la presión. Los pasos dados por los equipos de Bill de Blasio, Andrew Cuomo y Chris Christie para gestionar la crisis pueden ser tomados ahora como ejemplo por otras autoridades dentro y fuera del país.

Fuente: internacional.elpais.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario