Marea Blanca Aragon

Marea Blanca Aragon
Marea Blanca Aragon

jueves, 16 de octubre de 2014

Médicos piden al juez que investigue si en el contagio del ébola hubo delito laboral y contra la salud pública

  • Explican que, sin formación y medios estructurales, los protocolos son "insuficientes para garantizar la seguridad".
  • Denuncian que el hospital hizo caso omiso a sus peticiones de ampliar los habitáculos en los que los profesionales se ponen y quitan los trajes.
 Manifestación en apoyo a Teresa Romero en el Hospital Carlos III.  EFE
Manifestación en apoyo a Teresa Romero en el Hospital Carlos III. EFE

Médicos del servicio de Medicina Intensiva del Hospital de La Paz presentaron este lunes una denuncia en los juzgados de instrucción de la Plaza de Castilla de Madrid. En ese escrito piden al juez que investigue si en la gestión de la llegada de pacientes con ébola a España –los misioneros Miguel Pajares y Manuel García Viejo– se han podido producir sendos delitos contra la salud pública y la seguridad laboral. Consideran que, "si no están acompañados de una formación y entrenamiento apropiados y estrictos" y "medios estructurales que permitan ponerlos en práctica", los protocolos "son insuficientes para garantizar la seguridad que exige el tratamiento de un agente biológico de nivel cuatro como es el ébola.

En la denuncia, los facultativos recuerdan que desde el 29 de abril "han venido denunciando la necesidad de una infraestructura, medios y formación, imprescindibles para el tratamiento de los enfermos afectados por esta patología" y señalan que aunque se les prometió "una formación adecuada (...) por medio de talleres prácticos", el Servicio de Protección de Riesgos Laborales del hospital "ofrece en el mes de julio a los interesados una charla explicativa de unos 45 minutos de duración, a lo sumo, y la exhibición de unos trajes de protección que no reúnen las condiciones de seguridad requeridas".

Asimismo, exponen que el 8 de agosto, el jefe de servicio recibe un comunicado de la dirección médica del hospital en el que se asegura haber cumplido todas las peticiones de los facultativos. No obstante, en la denuncian señalan que esa afirmación es "del todo inexacta pues la estructura de las habitaciones de hospitalización y sus esclusas no reúnen las condiciones necesarias para garantizar la seguridad del paciente y del personal". "Además los trajes de bioseguridad disponible no son los adecuados para la relización de técnicas de soporte vital. Tampoco se ha recibido formación adecuada sobre su colocación ni, especialmente, su retirada: momento clave en el que se produce la mayor parte de los contagios", denuncian.

A continuación ponen de manifiesto que el 6 de octubre, el mismo día que se conoció que la técnica de enfermería Teresa Romero había resultado infectada, los facultativos del servicio tuvieron una nueva reunión con la subgerencia en la que "reiteran las peticiones pendientes". Y explican: "[en ese encuentro] ponen a nuestra disposición los trajes solicitados pero no la formación y entrenamiento adecuados de todo personal. Tampoco se contempla la ampliación de las esclusas en las que, por su tamaño reducido, se lleva a cabo con dificultad y riesgo la retirada de la vestimenta y resulta imposible la descontaminación el equipo". Dos días después, el miércoles 8 de octubre, los médicos envían un nuevo escrito en el que vuelven a solicitar "una infraestructura acreditada con nivel de bioseguridad similar al de los centros de la UE o EEUU que atienden a pacientes críticos infectados por el vurus del Ébola".
Fuente: infolibre.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario