Marea Blanca Aragon

Marea Blanca Aragon
Marea Blanca Aragon

lunes, 13 de octubre de 2014

¿Qué es y qué significa el “Acuerdo Transatlántico sobre Comercio e Inversión entre EE.UU. y la Unión Europea (TTIP)”?

Con ocasión del Día Europeo contra el Fracking y el Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP por sus siglas en inglés), que se celebra el 11 de octubre, diversas organizaciones europeas informaran a la ciudadanía sobre los supuestos contenidos de este acuerdo, y las principales
afecciones que tendría para la población en materias como los derechos laborales, la sanidad, la educación, la seguridad alimentaria, o el medioambiente.
Nos encontramos ya en la 7ª ronda de negociación entre la Dirección General de Comercio de la UE y el Alto Representante para el Comercio de EEUU para avanzar en la Consolidación de un TTIP. La Comisión Europea ha repetido en varias ocasiones que dicho acuerdo no modificará los estándares sociales, laborales y ambientales, sin embargo, la opacidad de las negociaciones, los documentos filtrados, o las declaraciones de miembros del gobierno estadounidense (pidiendo por ejemplo la eliminación del Principio de Precaución europeo) y de la Comisión Europea (solicitando el aumento de las importaciones de gas de esquisto), señalan una realidad diferente, con una amplia disposición por las dos partes a revisar sus legislaciones a la baja.
Para solventar las dudas que puedan existir sobre los objetivos que persigue el Acuerdo TTIP y sus implicaciones los resumo brevemente y adjunto al final un documento explicativo mucho más extenso elaborado por la Fundación Rosa Luxemburgo con oficina en Bruselas.
Objetivos del acuerdo:
  • Eliminar las “barreras” reguladoras que limitan los beneficios potenciales de las corporaciones transnacionales a los dos lados del Atlántico.
  • Crear nuevos mercados abriendo el sector de los servicios públicos y la contratación pública a las empresas transnacionales.
  • Conceder a los inversores extranjeros el derecho de demandar a gobiernos soberanos frente a tribunales de arbitraje ad hoc para reclamar pérdidas de beneficios derivadas de decisiones sobre política pública.
Que no te engañen:
El TTIP no es una acuerdo comercial tradicional entre partes para reducir los aranceles. Los aranceles entre la UE y los EE.UU son muy bajos y apenas pueden reducirse.
¿Qué significa eliminar las “barreras” regulatorias?
Eliminar o relajar las normativas básicas reguladoras en materia económica, social y medioambiental.
¿Y qué implica?:
  • Reducir los costes laborales mediante: La reducción de los derechos laborales y de negociación colectiva.
  • Reducir las prestaciones sanitarias, educativas y sociales ¡¡El todo gratis se va a acabar!!.
  • Relajar las normas de seguridad alimentaria: aditivos, trazabilidad, etiquetado… incluidas las restricciones a los OGM (organismos genéticamente modificado, más conocido como transgénicos).
  • Relajar las normas sobre el uso de substancias químicas tóxicas.
  • Relajar las normas sobre protección de datos.
  • Retrotraer las nuevas regulaciones en el sector bancario introducidas para prevenir otra crisis como la de 2008.
¿Qué significa crear nuevos mercados?
Abrir nuevos mercados en el sector de los servicios públicos mediante la adjudicación de contratos por parte de la Administración a las corporaciones transnacionales.
¿Y qué implica?:
  • Privatizar los sistemas públicos de salud: Hospitales, centros de atención primaria, laboratorios de análisis clínicos, centros de rehabilitación…
  • Privatizar la enseñanza pública: Colegios e institutos.
  • Privatizar la captación, distribución y consumo del agua.
  • Privatizar los servicios públicos municipales: Agua, alumbrado, limpieza, recogida y tratamiento de residuos, cementerios…
  • Privatizar los servicios esenciales: autovías, autopistas, transporte de viajeros y de mercancías, energía, telecomunicaciones, aeropuertos, puertos…
¿Qué significa Conceder a los inversores extranjeros el derecho de demandar a gobiernos soberanos frente a tribunales de arbitraje ad hoc?
Las corporaciones transnacionales quieren que se les conceda el derecho a demandar a los gobiernos soberanos cuyas decisiones sobre políticas de servicios públicos les pueda ocasionar pérdidas de beneficios.
¿Y qué implica?:
  • Elevar a las corporaciones transnacionales a un estatus equiparable al del Estado nación, amenazando los principios constitucionales de las democracias tanto en la UE como en EE.UU.
Nula transparencia en las negociaciones del acuerdo del TTIP
En un informe de relaciones públicas publicado en septiembre de 2013, la Comisión Europea declaraba que el TTIP no supone ninguna amenaza para las normativas referentes a la sanidad, la seguridad, el medio ambiente o la seguridad financiera porque las “negociaciones serán transparentes”. Nada más alejado de la realidad. Sólo dos meses antes, el jefe del equipo negociador de la UE, Ignacio García Bercero, aseguraba en una carta a su homólogo estadounidense que la Comisión Europea bloquearía el acceso público a todos los documentos relacionados con las negociaciones o el desarrollo del TTIP y que no serían accesibles para el público durante los próximos 30 años. El comisario de Comercio de la Unión Europea, Karel de Gucht, explicó al Parlamento Europeo que la Comisión abordaría el TTIP con el mismo nivel de secretismo con el que pactó acuerdos comerciales previos e instó a los miembros del Parlamento a respaldar la “confidencialidad” en las negociaciones.
En resumen, es un ataque al empleo y a la democracia
El Acuerdo Transatlántico sobre Comercio e Inversión (TTIP por sus siglas en inglés), en pdf

Fuente:aragon.attac.es

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario