Marea Blanca Aragon

Marea Blanca Aragon
Marea Blanca Aragon

martes, 25 de noviembre de 2014

El Sindicato Médico da un "rapapolvo" al modelo de Cospedal para el nuevo Hospital de Toledo 


La Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) propicia un "rapapolvo" a los modelos de concesión privada para los centros sanitarios como el que quiere implantar la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores Cospedal, en el nuevo Hospital de Toledo, tras paralizar sus obras
más de tres años a fin de facilitar su privatización.
El sindicato mayoritario entre los médicos españoles señala en su propuesta para una nueva financiación del Sistema Nacional de Salud (SNS), presentada este lunes, que las iniciativas de colaboración público/privada, conocidas como el modelo Alzira y sus variantes (modelo PFI, como el del nuevo Hospital de Toledo), son en realidad una subcontratación parcial de aseguramiento sanitario público a empresas mercantiles. 
Hay que recordar que a través de este modelo de concesión privada Cospedal pretende adjudicar en diciembre a tres grandes constructoras, que conforman la única oferta presentada, el mayor contrato público de la historia de la Junta, en total casi 2.000 millones de euros en 30 años.
"No estamos pues ante la mera gestión o provisión privada de servicios sanitarios, sino ante una situación en la que el empresario concesionado gestiona la caja sanitaria pública de poblaciones enteras", se especifica en el documento.
Esta privatización del aseguramiento es incompatible con el modelo sanitario del SNS, ya que supone la introducción de intereses mercantiles y plantea conflictos de interés lesivos para las poblaciones concesionadas, y conlleva graves problemas de equidad, transparencia en la gestión y control público.
"La colaboración con las empresas sanitarias privadas únicamente debe ser entendida como una contratación de servicios, nunca como la concesión de la gestión de recursos públicos", concluye. 
En ese sentido, reitera que la colaboración con el sector privado "la entendemos en el contexto establecido en la Ley General de Sanidad de 1986 según el cual, la sanidad privada tiene un rol complementario en el Sistema Nacional de Salud y hasta que se desarrollen las infraestructuras necesarias en el sector público".
En el propio documento se indica que el gasto sanitario privado del total destinado a la asistencia sanitaria en España se estabilizará en el 30 por ciento. Es decir tres de cada diez euros que se destinan a mantener el Sistema Nacional de Salud va para la sanidad privada.

Fuente: elporvenirclm.com

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario