Marea Blanca Aragon

Marea Blanca Aragon
Marea Blanca Aragon

miércoles, 19 de noviembre de 2014

La corrupción de la empresa pública Plaza les costará a los aragoneses otros 26,5 millones

Arruinada, investigada por varios juzgados y con una treintena de imputados, necesitará una nueva inyección presupuestaria del Gobierno regional


El Gobierno aragonés tendrá que inyectar este año otros 26,5 millones de euros para salvar de la quiebra a la empresa pública Plaza (Plataforma Logística de Zaragoza), centro de una trama de corrupción desplegada durante la etapa del PSOE en el Ejecutivo autónomo. Varios juzgados
investigan la malversación de caudales públicos que presuntamente tuvo lugar en esa empresa que echó a andar en el año 2000 y que, según recientes cálculos de sus actuales gestores, habrían supuesto el desvío de unos 200 millones de euros.
Mientras tanto, Plaza S.A. es una ruina que sigue galopando y a la que no se logra poner freno. Dedicada al negocio inmobiliario, a comercializar la gran superficie de terrenos empresariales que se urbanizaron, los ingresos propios de esta compañía son ridículos en comparación con los gastos a los que tiene que hacer frente. Este 2014, su cifra de negocio ni siquiera llegará al millón de euros, cuando solo los intereses que tiene que pagar por la tremenda deuda bancaria que acumula superan los 10 millones de euros.
El agujero es de tal dimensión, que el Gobierno aragonés tiene que acudir en su rescate año tras año, con cargo al presupuesto de la Comunidad autónoma. En 2015 le inyectará 26,6 millones de euros. Un millón se lo ingresará como subvención directa, y los 25,5 millones restantes bajo la fórmula de préstamo participativo.

Más de 100 millones perdidos

Desde que nació esta empresa, el volumen de dinero público que se le ha tenido que inyectar se cuenta por cientos de millones de euros. Y sus pérdidas acumuladas superan ampliamente los 100 millones de euros. Esa barrera de números rojos ya se había superado hace un año, y no para de engordar. Por ejemplo, en 2013 ascendieron a 33,25 millones de euros, este 2014 se da por seguro que Plaza S.A. se anotará 11,58 millones en números rojos, y se calcula que en 2015 perderá otros 12,72 millones. La ruina no toca fondo y ni se intuye cuándo lo hará, si es que algún día lo consigue. Eso sí, para entonces la cantidad de fondos públicos volatilizados en esta aventura empresarial pública puede haber alcanzado ya cifras astronómicas.
Su actividad comercial está hundida. Baste un dato: esta gigantesca plataforma logística, este año, solo conseguirá ingresar 840.000 euros por ventas de suelo y arrendamientos inmobiliarios.

Un negocio ruinoso

Para el próximo año, las previsiones de sus directivos son más optimistas. Aún así, si se cumplen, en 2015 esos ingresos por ventas y arrendamientos -la actividad propia de Plaza S.A.-, serán de dos millones de euros. Aunque se alcance, el resultado seguirá siendo obligatoriamente ruinoso, porque solo en intereses por deudas esta empresa tiene que desembolsar el próximo año 10,79 millones de euros.
De nuevo se tiene que recurrir a maniobras societarias para esquivar su quiebra. En 2015 se procederá a una reducción de capital de 40 millones de euros para enjugar contablemente parte de las tremendas pérdidas que suma esta sociedad pública.
Se tratará de una operación que, en cualquier caso, cumple únicamente con una función técnica que no evita la realidad: las pérdidas tocantes y sonantes de una empresa controlada desde sus inicios por el Gobierno regional, por cuyas corruptelas hay una lista de decenas de imputados en las varias causas judiciales abiertas.

Fuente: abc.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario