Marea Blanca Aragon

Marea Blanca Aragon
Marea Blanca Aragon

lunes, 17 de noviembre de 2014

La crisis por el contagio profesional del Ébola llega al juzgado


La Fiscalía de Madrid ha entendido que hay causa jurídica ante las denuncias interpuestas por el sindicato de los funcionarios, C-SIF, contra la gerencia del Hospital La Paz y la del servicio madrileño de emergencias, SUMMA 112, por lo que dicho sindicato presentará ante el juzgado de
Instrucción número 21 de Madrid, en las próximas horas, la correspondiente denuncia, personándose como Acusación.
Como informó a C-SIF la Fiscalía de Madrid el pasado viernes, 14 de noviembre, el Ministerio Público entendió que “hay causa”  para abrir un proceso contra la Gerencia del Hospital La Paz y la del SUMMA por encontrar suficiente el amplio informe presentado por el sindicato contra ambas entidades en cuanto a las graves irregularidades, negligencias o aspectos culposos en que hayan incurrido las mismas en relación a la crisis habida en Madrid los pasados meses.

Gerencias al Juzgado

Según explicó a los medios de comunicación la portavoz de C-SIF para asuntos del ébola, Elena Moral, este lunes, 17 de noviembre, existe una sensación de satisfacción en la agrupación sindical por el respaldo dado por la Fiscalía Provincial de Madrid a las denuncias presentadas por la misma a finales del pasado mes de octubre. Según razonó Moral, El Juzgado número 21 de Madrid determinará si ha habido graves responsabilidades laborales y penales de los gerentes de La Paz-Carlos III y del SUMMA 112.
A la vista de los hechos, el sindicato entendió que ambos gerentes podrían haber incurrido en un delito contra la salud de los trabajadores, tipificado en el artículo 316 del Código Penal, además de otros incumplimientos de la normativa sobre prevención de riesgos laborales y biológicos, y de los protocolos sanitarios. Todas las denuncias fueron acompañadas de abundante documentación. Además, CSI-F aportará a la denuncia como dato nuevo la evidencia de irresponsabilidades cometidas en los primeros momentos de la crisis, cuando el Centro Coordinador de Urgencias decidió no comunicar a Salud Pública los signos evidentes de la enfermedad de la auxiliar de enfermería, pese al testimonio del médico que la atendió en su domicilio, existiendo ya posibles signos de infección. Actuación que puso en peligro al resto de profesionales sanitarios posteriormente afectados.

Testimonios sorpresa

En palabras de Moral, la denuncia se sustenta en irregularidades confirmadas como fueron la falta de espacio necesario para quitarse el traje de protección contra la enfermedad, la utilización de materiales insuficientemente adecuados para el desempeño profesional, la formación prácticamente inexistente del personal y el uso de una ambulancia convencional para un traslado de máximo riesgo, entre otros “fallos” en los protocolos. Además, la denuncia incluirá los testimonios de destacados profesionales durante la crisis, sobre cuya identidad se mantendrá la máxima discreción por razones de confidencialidad. Lo que no impide pensar a día de hoy que será posible que se cite como testigos a miembros de los equipos médicos y de Enfermería, quienes podrían aportar datos contrarios a sus respectivas gerencias.

Fuente: actasanitaria.com
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario