Marea Blanca Aragon

Marea Blanca Aragon
Marea Blanca Aragon

martes, 25 de noviembre de 2014

Los hepatólogos critican las restricciones de Sanidad y CCAA al uso de sofosbuvir y simeprevir 

Advierten de que los IPT ya publicados sobre ambos productos son interpretables


Unos 350 médicos expertos en el tratamiento de la hepatitis C se han congregado en Sevilla para debatir sobre las diferentes prescripciones recomendadas para el tratamiento de la infección por el
virus C en la II Conferencia de Consenso organizada por la Asociación Española para el Estudio del Hígado y su fundación.
 Durante la conferencia, dirigida por Rafael Esteban, del Hospital Quirón en Barcelona, diversos investigadores y médicos han valorado las dos fármacos de nueva generación, sofobusvir conocido como Sovaldi de Gilead, y simeprevir comercializado como Olysio por Janssen, a la par que han alertado de las restricciones por parte del Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas a la hora de aplicar estos fármacos recién aprobados a todos los pacientes afectados por este virus ya que, sobre todo en el caso de este primer fármaco, está financiado únicamente para pacientes "muy graves".

En palabras de Esteban, estos nuevos tratamientos "tienen una eficacia superior al 90 por ciento", es decir, "que curan a la inmensa mayoría de pacientes". Sin embargo, ha indicado que "hasta el momento hay muchísimas restricciones por parte del Ministerio y por parte de las regiones en la prescripción de estos nuevos medicamentos", motivado por "restricciones económicas".

Asimismo, en la reunión de consenso Esteban ha explicado que en este congreso se ha puesto de manifiesto que "los mejores tratamientos están siendo aquellos con antivirales directos por vía oral sin interferon, con tasas de curación del 95 por ciento". Con estos resultados, Esteban ha hecho un llamamiento "desde el punto de vista científico" a que  "hay que conseguir el acceso a estos medicamentos para todos los pacientes".

Respecto al recién publicado informe de posicionamiento terapéutico (IPT) para ambos fármacos, ha señalado que la aplicación de sofosbuvir es "interpretable", por lo que "lo que no pueden hacer las comunidades es interpretar restrictivamente este documento y aplicar el tratamiento solo en los enfermos graves. Si lo hacemos así, no ganaremos absolutamente nada", ha aseverado.

Cambio dramático

Por su parte, el especialista Juan Turnes, del Complejo Hospitalario Universitario de Pontevedram ha señalado que la principal conclusión de este encuentro es el "cambio dramático, la posibilidad de curar a los pacientes con hepatitis C", debido a que "ahora ya casi se habla de los pocos que no se pueden curar con la mayoría de medicamentos que ya están aprobados en España desde hace dos o tres meses".

Sin embargo, Turnes ha destacado que la cura está "técnicamente disponible", pero que "en la práctica se encuentra muy difícilmente accesible".

"Estamos viendo resultados de combinaciones que ya están aprobados por la Unión Europea y que están actualmente en negociación de precios con el Ministerio", ha asegurado Turnes. Así, ha insistido en que esta situación "ya es muy buena debido a  que nueve de cada diez pacientes se curan e incluso el cien por cien, son datos fabulosos, pero ahora hay  que aplicarlo a los pacientes".

En esta misma línea, Turnes también ha señalado las restricciones que recoge el Informe de Posicionamiento Terapéutico respecto a el sofosbuvir, de las cuales ha señalado que "no nos sirve de nada tener un tratamiento que cura a muchos pacientes, incluso a casi todos, si no podemos darlo". "Si no se pueden dar es tener un tratamiento teórico", ha asegurado Turnes.

En este sentido, ha señalado que "lo que debemos buscar como médicos y servicios de salud es curar la enfermedad, no solo curar a un paciente o diez, es decir, llevar este tratamiento al mayor número de pacientes", a la vez que ha insistido en que "estos documentos no permiten curar el mayor número de pacientes", lo cual ha señalado "exige una reflexión".

En cuanto al número de personas afectadas por este virus, ha apuntado que no se conoce, aunque durante el congreso han señalado que pueden llegan a ser unas 450.000 personas en España. Aun así, Turnes ha explicado que "esta cifra sigue siendo muy elevada", sin embargo, ha señalado que  la disminución de nuevos contagios "nos ofrece una oportunidad para poder hacer desaparecer esta enfermedad".

Fuente: redaccionmedica.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario