Marea Blanca Aragon

Marea Blanca Aragon
Marea Blanca Aragon

miércoles, 19 de noviembre de 2014

P'a lindanos está la señora ministra

 

No se alarmen si la ministra de Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, se olvida de su promesa de hace un mes, cuando aseguró que habría un plan integral para hacer frente al lindano en la cuenca del Gállego. Ha sido y es habitual en Aragón, que los integrantes del Ejecutivo central nos ofrezcan cosas
y cositas a media voz, regalos, camelos de novio en un rincón del portal, maneras de salir del paso. Luego... Bueno, luego les resulta fácil desdecirse, o más bien olvidarse, o dejarlo para el año que viene. De esta forma, el incesante desfile de inversiones y proyectos derramados por los altos jefes sobre nuestra credulidad se ha quedado en nada, en casi nada o han acabado por hacerse realidad (las menos de las veces) a la vuelta de muuuchos años. Lo más genial de todo es que, a menudo, aquello que hemos logrado de Madrid ha resultado ser prescindible cuando no absolutamente inútil (el túnel por Somport, el aeropuerto de Huesca, ¿la Expo de Zaragoza?). Ahora mismo, una de las partidas más importantes (en términos relativos) que vienen aportándonos los Presupuestos Generales del Estado se destina a recrecer Yesa, mediante una obra absurda, repleta de riesgos y cuyo coste se ha disparado.
Tirarles caramelitos a los aragoneses es una vieja afición de los ministros. Incluso cuando estamos ante un tema tan grave como el del lindano. De momento, el Gobierno tierranoblense ha tenido que meter 4,6 millones más en el intento de depurar las escorrentías que lleguen de Bailín, el gran vertedero. La instalación de Inquinosa en Sabiñánigo fue aprobada en su día por organismos dependientes de la Administración central. Pero la mierda dejada por dicha empresa sido autonomizada. A pagar.
Por ello, se comprende la reacción de los canarios ante las prospecciones petrolíferas. Si sale algo de provecho, los beneficios se irán lejos; pero el impacto, los residuos y los eventuales derrames se quedarán allí, en una zona delicada y valiosa donde las haya. Luego nos quejaremos de que algunas Españas se ponen periféricas y respondonas. Se ve que no son tan conformadicas como esta Tierra Noble.

Fuente: elperiodicodearagon.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario