Marea Blanca Aragon

Marea Blanca Aragon
Marea Blanca Aragon

sábado, 22 de noviembre de 2014

Regresa la amenaza del ébola sin que los sanitarios cuenten con formación acreditada


La amenaza del virus del ébola vuelve a planear en España, tras la repatriación de una cooperante navarra de Médicos Sin Fronteras, sin que se haya conformado una unidad especializada en el tratamiento de este tipo de pacientes y sin que el personal sanitario haya recibido aún “la formación
suficiente”, según denuncia la delegada del CSIF en el Hospital Carlos III, África Díaz. Desde el ingreso de la enfermera Teresa Romero ha pasado mes y medio; cien días desde la repatriación del religioso Miguel Pajares, que falleció víctima de la enfermedad.
Por exigencia explícita de la Inspección de Trabajo, Sanidad obliga ahora a los profesionales que atiendan a los nuevos pacientes sospechosos de haber contraído el virus a que cuenten con una acreditación formativa, para la cual es preciso haber realizado un curso. Sin embargo, se da la paradoja de que, como añade la sindicalista, “los que hemos estado en primera línea, que hemos atendido a los otros pacientes infectados, no podemos tratar a los nuevos ingresados porque no hemos recibido curso alguno y, por tanto, no contamos con la acreditación pertinente”.




Durante todos estos meses se han tratado de corregir los deficientes protocolos de actuación, así como la escasa formación del personal sanitario, aunque con pocos resultados. “La Unidad Militar de Emergencias (UME) impartió cursos de formación dirigidos a profesionales con el objetivo de que luego nos formasen al resto de compañeros, pero éstos últimos no han llegado a dar los cursos”, lamenta también la secretaria de la Asociación Madrileña (AME), Amelia Batanero.
Los cursos de formación no se iniciaron hasta varios días después del ingreso de la enfermera infectada, en lugar de haberlo hecho en mayo como exigieron por diferentes cauces los profesionales médicos. “Es cierto que para estas cosas se requiere tiempo, pero no puede ser que nos pillen siempre improvisando porque a día de hoy ya podría haber mucho más personal con la formación necesaria para atender a este tipo de pacientes”, apunta Batanero. En este sentido, la delegada sindical del CSIF critica que no se hubiesen priorizado los cursos entre el personal con experiencia que atendió tanto a los religiosos repatriados como a la enfermera contagiada.

La planta sexta del Carlos III se mantendrá como referente local de enfermedades contagiosas. (Reuters) 
 

Unidad de élite para contener “Enfermedades de Alta Mortalidad”

La unidad de élite especializada en contención y tratamiento de pacientes con ébola tampoco ha llegado a configurarse aún. Según el compromiso arrancado a la consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, de la que es máximo responsable Javier Rodríguez, esta “unidad de élite” se creará en las próximas semanas como referente para combatir los brotes de “Enfermedades de Alta Mortalidad”.
La medida propuesta por los diferentes sindicatos presentes en la mesa sectorial, está siendo elaborada con la participación de los sanitarios. Por otra parte, esta unidad contará con prestaciones económicas especiales y profesionales (voluntarios) de diferentes categorías, que estarán preparados para actuar cuando surja una alerta sanitaria, no sólo de ébola, sino de cualquier otra enfermedad denominada de “alta mortalidad”.
La reconversión del Hospital Carlos III en un centro de media y larga estancia seguirá su curso, aunque la planta sexta se mantendrá como “referente local de Enfermedades de Alta Mortalidad”. Como referente nacional, el centro elegido será el hospital militar Gómez Ulla, cuyas obras de remodelación ya están curso.

Fuente: elconfidencial.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario