Marea Blanca Aragon

Marea Blanca Aragon
Marea Blanca Aragon

jueves, 27 de noviembre de 2014

Sanidad ve improbable que el paciente ingresado en el Royo Villanova tenga ébola

El paciente, que había estado recientemente en Malí, sufría malestar y avisó al centro de salud.

 

Las autoridades sanitarias de Aragón han enviado un mensaje de tranquilidad a la población, ya que el paciente, que ha ingresado este miércoles en el Hospital Royo Villanova de Zaragoza, se
trata de "un posible" caso de contagio de Ébola pero "no probable".

Además, en el caso improbable de que el paciente diera positivo, no ha podido haber habido "diseminación del virus", ha explicado este miércoles en rueda de prensa en Zaragoza Antonio Villacampa, director general de Planificación y Aseguramiento del Gobierno de Aragón, poco después de que el paciente, que reside en Monzón (Huesca), haya ingresado esta noche en el hospital aragonés.

Villacampa, que ha comparecido junto al gerente del Servicio Aragonés de Salud (SAS), Ángel Sanz, y junto al jefe de Medicina Interna del Hospital, Juan Carlos Ferrando, ha destacado la actuación y la sensibilidad de los profesionales del centro de salud de Monzón desde el primer momento en que el paciente avisó de su estado de salud así como el funcionamiento del protocolo activado.

El paciente, que había estado recientemente en Mali, comunicó este martes por la tarde a las 19,00 al centro de salud de Monzón que sufría malestar, dolor de cabeza, de garganta y que posiblemente fiebre, algo que no pudo comprobar porque no tenía termómetro, y pidió cita para este miércoles para ser atendido por el médico.

Esta misma mañana, la coordinadora del centro de salud, al ver en el listado de pacientes el nombre de esta persona, que había comunicado en octubre su partida a Mali y, posteriormente su regreso, le realizó por teléfono una encuesta de situación y detectó que podía ser un posible caso de ébola.

La coordinadora le pidió que se quedara confinado en casa y se activó el protocolo para el virus.
Antes de ir a Mali, el paciente comunicó su viaje y se le propuso un tratamiento de profilaxis antipalúdica, que rechazó, algo, a lo que por otra parte, no está obligado.

Se baraja la posibilidad de que pueda tratarse de malaria, o incluso faringitis, si bien hay que ser "garantistas" y prevenir.

El hombre vive con otras dos personas en su domicilio en Monzón, a las que se les ha pedido que se queden en casa y que se tomen la temperatura cada 48 horas.

El paciente, que se había tomado un antipirético, presentaba 36,8 grados centígrados de temperatura, que ha subido de forma lenta hasta los 37,6 grados, aunque hasta los 37,7 grados la Organización Mundial de la Salud no obliga a activar el protocolo contra el Ébola.

Por su parte, el jefe de Medicina Interna del Hospital, Juan Carlos Ferrando, ha explicado que se le extraerá sangre al paciente y en las próximas horas se enviarán las muestras a Madrid, una vez que esté el transporte preparado, y que además se le efectuarán pruebas de malaria.

El resultado tardará 24 horas en conocerse y, en caso de que dé negativo, se efectuará un segundo análisis.
El paciente, que ha llegado pasadas las ocho y media de la tarde al hospital en una ambulancia preparada para ello y custodiada por la Guardia Civil, está "estable", presenta "con pocos síntomas" y ha sido sometido a un reconocimiento "somero".

Este miércoles mismo empezará el tratamiento vía oral para malaria y, como está estable, de momento no se le suministrará más medicación.

Para atender al paciente, trabajan doce personas del hospital, de ella dos médicos, dos enfermeras, dos auxiliares, una trabajadora que está en control, un celador y personal de limpieza.

En el caso que diera positivo, se trasladarían al mismo hospital los otros dos chicos que viven con el paciente.

Fuente: heraldo.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario