Marea Blanca Aragon

Marea Blanca Aragon
Marea Blanca Aragon

lunes, 8 de diciembre de 2014

Los médicos europeos piden que el TTIP no reduzca la sanidad a una mera mercancía 

Alertan de que el Acuerdo altera la transparencia de los ensayos clínicos 

De izq. a dcha. y de arriba abajo: la presidenta de la CPME Katrín Fjeldsted, y los vicepresidentes Heikki Pälve, Jacques de Hallery y Milan Kubek.


 El Comité Permanente de Médicos Europeos (CPME), asociación internacional que aglutina a las organizaciones médicas de los Estados miembros, ha instado a los políticos que negocian el Acuerdo Trasatlántico para el Comercio y la Inversión entre Europa y Estados Unidos (TTIP, de sus siglas en
inglés Transatlantic Trade and Investment Partnership) a respetar el derecho de la Unión Europea (UE) a legislar para sí la gestión de sus servicios públicos de salud manteniéndola fuera del ámbito de aplicación del pacto, y ha conminado a los gobernantes a no tratar la sanidad como si fuera una mercancía más en un contexto “puramente comercial”.
 En el caso específico de los medicamentos y productos farmacéuticos, el CPME, que ha publicado un informe sobre este asunto, alerta del peligro de que el TTIP altere la normativa comunitaria recién aprobada sobre regulación de los ensayos clínicos por la que se fija su publicación por ley si se llevan a cabo en la UE.

En esta materia –reza el documento de los facultativos europeos–, tanto  la política que acaba de adoptar la Agencia Europea del Medicamento (EMA) a raíz de la mencionada ley, como la regulación 536/2014 sobre ensayos clínicos y productos médicos, conforman un armazón legislativo que garantiza el derecho de paciente a recibir información segura y fidedigna sobre la medicación que se le prescribe.

Según el comunicado de la CPME, la seguridad y la transparencia que deben acompañar, en todo momento, la fabricación y puesta en circulación de los medicamentos conforme a las leyes comunitarias, los debe situar en un escenario diferente del resto de mercancías “puramente comerciales” que se prevé queden sujetas, de aprobarse el borrador del TTIP, a diversos mecanismos liberalizadores que sirven de estímulo al crecimiento económico como, por ejemplo, las llamadas barreras no arancelarias (BNA).

Para los médicos europeos, por el contrario, la regulación de los productos farmacéuticos debe permanecer sin cambios, a efectos normativos, “para salvaguardar la salud de los pacientes” de los Estados miembro.

La CPME deja así clara su petición de que el referido Tratado no ponga en cuestión, en momento alguno, la normativa prefijada en los Estados de la UE que regula la asistencia sanitaria y los sistemas públicos de salud, así como su intención de velar por que los gobiernos o los potenciales inversores tengan en cuenta la especial protección de que deben disfrutar las disposiciones sanitarias.

Breve historia del TTIP

La Declaración Transatlántica de 1990 que firmaron, por parte estadounidense, el presidente George Bush, y, por parte europea, el primer ministro italiano, Giulio Andreotti, fue el origen remoto del hoy conocido como TTIP.

Otros puntos de anclaje del acuerdo (que se discute en la actualidad no sin ciertas reservas respecto a que la opinión pública conozca su contenido, según han denunciado numeras asociaciones como, en el ámbito sanitario, Medicines in Europe Forum) encuentran sus primeros pasos en otros hitos históricos como la Declaración Común de la Unión Europea y Estados Unidos de 1998 sobre el acuerdo económico trasatlántico; la creación, en 2007, del Consejo Económico Trasatlántico para unificar la normativa de cada uno de los países; el nacimiento, en 2011, del Grupo de Trabajo de Alto Nivel para estudiar cómo limitar los obstáculos para el comercio a uno y otro lado del océano Atlántico; y, por último, el anuncio de las negociaciones para llegar a un acuerdo en esta materia, el 13 de febrero de 2013, por parte de los presidentes de Estados Unidos, el Consejo Europeo y la Comisión Europea, Barack Obama, Van Rompuy, y José Manuel Durão Barroso, respectivamente.

Fuente: redaccionmedica.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario