Marea Blanca Aragon

Marea Blanca Aragon
Marea Blanca Aragon

jueves, 29 de enero de 2015

El informe definitivo de la Cámara de Cuentas revela un agujero en Zaragoza de 344 millones

Evidencia "notables debilidades" en los sistemas de control interno del Ayuntamiento zaragozano.

 

 La Cuenta General del Ayuntamiento de Zaragoza del ejercicio 2011 no expresa la imagen fiel del patrimonio y la situación financiera del consistorio a 31 de diciembre de ese año, según el Informe de Fiscalización presentado por la Cámara de Cuentas de Aragón.

Ésta es la conclusión general del informe presentado oficialmente por la Cámara de Cuentas ante las
Cortes de Aragón correspondiente al ejercicio económico de 2011 en el Ayuntamiento de Zaragoza.

Este organismo evidencia en su informe "notables debilidades" en los sistemas de control interno del Ayuntamiento de Zaragoza, así como en el registro y seguimiento de la actividad económica y financiera.

Por ello, recomienda reforzar el sistema contable del Ayuntamiento para que responda a un sistema de registro, elaboración y comunicación de información sobre la actividad económica-financiera y presupuestaria.

Según la Cámara de Cuentas, sería necesario que existiera la "oportuna coordinación municipal" y control interno con el fin de que la totalidad de las operaciones económicas y financieras sean registradas en tiempo y forma por los servicios contables y sean objeto de fiscalización por los órganos de control interno.

En abril del año pasado, HERALDO avanzó el informe provisional, que revelaba un agujero de 355 millones.

La Cámara de Cuentas cifra un resultado negativo del remanente de tesorería de 344 millones de euros si se hubieran contabilizado operaciones que el Ayuntamiento no consideró, y señala que el resultado presupuestario calculado, una vez sumados los ajustes detectados por el organismo fiscalizador, asciende a 14 millones en vez de los 25,7 negativos registrados por el consistorio.

El informe de la Cámara de Cuentas establece que el valor de la cartera de inversiones financieras del Ayuntamiento en el capital de sociedades mercantiles se encuentra sobrevalorado en 22 millones de euros o que el consistorio tiene reconocidos derechos pendientes de cobro por ventas de terreno que no han sido perfeccionadas y que, por tanto, no se ha producido la efectiva transmisión de la propiedad por importe de 47 millones.

Recoge además que se han detectado concesiones de aplazamientos y fraccionamientos sobre derechos pendientes de cobro por 1,4 millones de euros que no han sido contabilizados por el Ayuntamiento y que la provisión para insolvencias está infravalorada en 64 millones.

Según el informe, no se han imputado al presupuesto de gastos obligaciones correspondientes a bienes, servicios y obras devengados o recibidos por el consistorio en 2011 y años anteriores por importe de 158 millones de euros y existen diferencias en 38 de las 44 cartas recibidas de acreedores entre los saldos confirmados y los reflejados en la contabilidad del Ayuntamiento.
Obras del tranvía

Asevera el informe que existen obligaciones no contabilizadas por 2,1 millones de euros por cuotas de la seguridad social y que el Ayuntamiento no tiene registrado activo alguno relativo a las obras del tranvía cuando en las cuentas anuales auditadas de la Sociedad Mixta el coste real de los trabajos finalizados y en curso a 31 de diciembre de 2011 asciende a 225 millones de euros.

En este sentido, la Cámara de Cuentas recomienda al consistorio que, sin ser obligatorio, diera de alta en su inmovilizado las obras de la infraestructura del tranvía por 225 millones de euros y aflorara un pasivo pendiente de pago de 181 millones, al tiempo que indica que la diferencia de 44 millones se corresponde a importes contabilizados pendientes de pago o pagados por el Ayuntamiento como subvenciones de capital y gastos corrientes que deberían haberse activado y no contabilizado como un gasto del ejercicio.

Según el informe, el Ayuntamiento no registró como ingreso la totalidad del préstamo recibido por el plan de pago a proveedores.

Con respecto a la actividad contractual, la actividad fiscalizadora detecta incidencias en las distintas fases del procedimiento de contratación y añade que se califican de forma incorrecta como contratos administrativos especiales los contratos que generan ingresos para el Ayuntamiento, lo que determina que el régimen jurídico de aplicación no sea el que legalmente le corresponde.

La Cámara de Cuentas considera asimismo que no existe un plan estratégico de subvenciones, en el que se identifiquen los objetivos y efectos que se pretenden con su aplicación ni el plazo necesario para su consecución, y destaca que el Ayuntamiento no cumplió con su deber de ofrecer información a la Base de Datos Nacional de Subvenciones sobre las ayudas concedidas en ese ejercicio.

En este sentido, revela que el 45 por ciento de las ayudas se conceden se forma directa, al tiempo que señala que el periodo medio de pago durante 2011 fue de 221 días, frente a los 50 establecidos, y recomienda medidas de lucha contra la morosidad.

Informe de la Cámara de Cuentas (tomo 1)
- Informe de la Cámara de Cuentas (tomo 2)

Fuente: heraldo.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario