Marea Blanca Aragon

Marea Blanca Aragon
Marea Blanca Aragon

sábado, 14 de febrero de 2015

El hospital de Teruel se ejecutará en dos fases y la primera la hará la empresa pública Tragsa

El movimiento de tierras empezará en unas semanas 


El Gobierno de Aragón ha encontrado la fórmula para desbloquear el proyecto del nuevo hospital de Teruel, después de que las divergencias con Acciona hayan llevado a iniciar los trámites de resolución del contrato con esta compañía para la ejecución de la obra. Finalmente, la empresa
pública Tragsa será la que inicie los trabajos que se van a realizar en dos fases y que podrán empezar antes de que termine la legislatura.
Tragsa se ocupará de la primera fase de la actuación que se centrará en el movimiento de tierras, es decir, en las diferentes actuaciones para la preparación de los terrenos de El platinar para la posterior construcción del edificio. Paralelamente, el Servicio Aragonés de Salud trabajará para sacar de nuevo a licitación la segunda fase, la construcción del inmueble, que incorporará las medidas de protección ante un hipotético terremoto, como aconsejaban los informes técnicos.
Desde el departamento de Sanidad, se aseguró que la licencia de obras se va a solicitar a comienzos de la próxima semana al Ayuntamiento de la capital y que las obras se podrán iniciar en las próximas semanas. La previsión es que estos trabajos duren unos seis meses.
La solución planteada por el Ejecutivo autonómico para agilizar la construcción del hospital, en la que se lleva trabajando desde hace un mes, cuenta con el visto bueno de la intervención y los servicios jurídicos de la DGA.
Todavía quedan varios trámites administrativos y que el Consejo de Gobierno apruebe liberar el crédito para esa actuación, pero los trabajos podrían iniciarse muy pronto.

Coste de la primera fase

La inversión en esta primera fase será de 2 millones de euros y supondrá un ahorro de alrededor de un 6% ya que, al ser una empresa pública, Tragsa no cobra el beneficio industrial.
La constructora pública deberá realizar el desbroce y despeje de la parcela, limpiándola de arbustos, plantas, árboles, broza, maleza y basura. Además se tendrán que demoler unas casetas que hay en la zona.
También se procederá al replanteo y a la excavación para dejar el solar listo para que la empresa a la que se adjudique el hospital pueda iniciar la edificación.
Todas estas tareas se ejecutarán a lo largo de medio año y durante este periodo se realizarán los trámites para licitar de nuevo el proyecto.
El Grupo Tragsa forma parte del grupo de empresas de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI). Sus 37 años de experiencia trabajando para las Administraciones Públicas, han situado a este grupo empresarial a la vanguardia de los diferentes sectores en los que actúa, desde la prestación de servicios agrícolas, forestales, ganaderos y desarrollo rural, hasta la conservación y protección medioambiental.
La gran distribución nacional de la compañía, que cuenta con delegaciones en todas las provincias de las 17 Comunidades Autónomas españolas, le permite responder con rapidez y eficacia ante cualquier requerimiento urgente de la administración central, autonómica o local.
La fórmula que se plantea ahora ya ha sido utilizada para otros proyectos tanto en Aragón como en otras Comunidades Autónomas.

Oliván, en las Cortes

El consejero de Sanidad, Bienestar Social y Familia del Gobierno de Aragón, Ricardo Oliván, comparecerá hoy en el pleno de las Cortes, a petición propia, para explicar los últimos acontecimientos en relación con el inicio de las obras del nuevo hospital de Teruel.
Asimismo, tanto el grupo parlamentario de Chunta Aragonesista, como el PSOE e Izquierda Unida han pedido también que Oliván explique a los diputados autonómicos los detalles de los problemas que han surgido con la empresa adjudicataria Acciona Infraestructuras así como los plazos, el presupuesto y las gestión que ha realizado hasta ahora para que se pueda poner en marcha esta infraestructura sanitaria que se lleva reclamando en Teruel desde hace muchos años y que ha sufrido varios retrasos desde que se inició su planificación.
Los hospitales de Teruel y Alcañiz han acaparado buena parte del debate político que se ha generado en materia sanitaria en esta legislatura en las Cortes aragonesas.

El terreno

Tragsa tendrá que preparar la parcela de 12 hectáreas en El platinar donde se va a construir el nuevo hospital de Teruel. Los terrenos están ubicados al noreste de la ciudad de Teruel en unos terrenos que eran propiedad del Gobierno de Aragón.
El principal problema que surgió porque El platinar está 500 metros de la falla de Concud y a 900 de la de Teruel, ambas tiene potencialidad sísmica según las investigaciones realizadas por geólogos de la Universidad de Zaragoza.
Además, las catas sobre el terreno realizadas por el Instituto Geológico y Minero de España aconsejaron que se incorporan medidas sismorresistentes para este equipamiento.

Fuente: diariodeteruel.es

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario