Marea Blanca Aragon

Marea Blanca Aragon
Marea Blanca Aragon

sábado, 14 de febrero de 2015

En cuatro años Cataluña ha perdido 1.000 médicos de familia

  En cuatro años el sistema público catalán de Salud ha perdido 1.000 médicos de familia, lo que supone una reducción del 14%, según ha criticado David Arribas, presidente del Simposio de Atención Primaria “A 30 años de la reforma”, que se ha celebrado en Barcelona y que ha sido organizado por la Fundación de Metges del sindicato Metges de Catalunya.

 


“Estamos muy preocupados por la cotidianidad de los médicos, pues hemos detectado que existe fatiga en los profesionales”, señaló el presidente del simposio, al tiempo que explicó que este ha sido el motivo por el que se ha celebrado la jornada, donde “hacemos una reflexión y damos una
visión del presente para ver qué se puede cambiar de cara al futuro”.

Tras mostrar su satisfacción por la acogida importante recibida por los más de 150 facultativos que han asistido al evento, insistió en que la situación de los médicos de familia ha llegado a un límite de “pérdida de energía”. ”Hemos puesto unas ilusiones personales muy importantes en la Atención Primaria desde su reforma hace treinta años, los profesionales se han formado incluso al margen de las empresas y ahora podemos decir que sentimos la sensación de proximidad con los usuarios, pero hemos dado mucho de nosotros mismos”, manfiestó.

Arribas considera que los profesionales están cansados. “Llega un momento que se acaba, se te acaba la energía, porque te das cuenta de que no todo se puede hacer si solo inviertes tu tiempo y tu esfuerzo”, aseguró, añadiendo que lo hace falta es “algún compensador que esperas que te le den desde fuera en algunas ocasiones”.

El presidente del simposio recordó que los médicos de familia han asumido cada vez más trabajo y cada vez patologías más complejas, sin abandonar en ningún momento la proximidad, como también, señaló, han aprendido sobre las nuevas tecnologías sin ayuda, pues la realidad es que “no tenemos ni tiempo para formarnos”.

La solución reside, dijo, en conseguir que los casi mil médicos que en los últimos cuatro años han desaparecido del Instituto de la Salud, que ofrece el 80% de la Atención Primaria de Cataluña, “vuelvan a estar con nosotros”, así como ofrecer formaciones regladas durante el tiempo de trabajo. Y la causa de que no se atienda suficientemente bien a la Atención Primaria se centra en que “los gestores son la mayoría hospitalarios, por lo que no entienden el trabajo que desarrollamos”. Un personal, añadió, que supone el 14% de la plantilla total y que ha sido el que mayores reducciones de puestos de trabajo ha sufrido.

“Somos la puerta de entrada, y así es como nos identifican los pacientes”, sentenció Arribas. “Cuando van al especialista y le ofrecen un medicamento, luego van al médico de familia a confirmar si es el adecuado”, puntualizó, recordando de esta manera la confianza que los pacientes depositan en ellos.

Para Arribas, los gestores del sistema de salud tienen que ser conscientes de que los médicos de familia son importantes. Pese a ello puntualizó que los centros hospitalarios no están sobredotados, por lo que no se trata de un trasvase de dinero de los centros especializados a la Atención Primaria. No obstante, recordó que el presupuesto destinado en 2015 a Atención Primaria en Cataluña será del 17%, cuando en 2011 era el 18%, pero además es que “debería ser de un 25%, a lo que aún no hemos llegado y lo que nos permitiría hacer más cosas de lo que hacemos en la actualidad”.

Fuente:  actasanitaria.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario