Marea Blanca Aragon

Marea Blanca Aragon
Marea Blanca Aragon

jueves, 5 de febrero de 2015

Las enfermeras del Ramón y Cajal denuncian la situación de las Urgencias en los juzgados

El colectivo ha presentado una reclamación ante los juzgados de guardia de Madrid para denunciar la escasez de recursos ante el aumento de la presión asistencial.

 

Las enfermeras del Ramón y Cajal han protagonizado el enésimo capítulo de los problemas por los que atraviesan las Urgencias hospitalarias en la Comunidad de Madrid. El colectivo ha presentado una reclamación ante los juzgados de guardia en la que denuncia la 'pasividad' de los responsables del
hospital ante sus quejas por la escasez de recursos existente debido al aumento de la presión asistencial. Dicen que la situación está llegando a “límites inasumibles” y alertan de que si no se pone solución habrá que lamentar incluso la muerte de algún paciente.

En el mencionado escrito, que ha difundido la Asociación Madrileña de Enfermería Independiente (Ame) y que fue registrado ayer mismo, las enfermeras aseguran que los problemas en las Urgencias del Ramón y Cajal comenzaron a finales del pasado mes de diciembre y que todavía persisten, ya que la demanda asistencial sigue siendo muy alta.

“La presión asistencial ha superado con creces la disponibilidad de recursos humanos y materiales hasta límites inasumibles, poniendo en conocimiento de los responsables competentes dicha circunstancia, y esperando aún una solución práctica para solventar dichas carencias”, señalan las enfermeras, que alerta de “riesgos potenciales” para la salud de los pacientes “derivados de los tiempos de espera dilatados en recibir asistencia inicial, así como en la gestión de los cuidados evolutivos durante su estancia”.

Los problemas, explican, se deben a que las ratios enfermera/paciente superan “con creces” las recomendaciones de diferentes organismos, entre ellos el propio Ministerio de Sanidad, lo que está condicionando la calidad de los cuidados que se ofrecen a los pacientes por el “estrés” y la “sobrecarga de trabajo” que sufren los profesionales en el servicio de Urgencias debido a que está “masificado”.

Es por ello que el personal de enfermería, tras haber trasladado su “preocupación” a los responsables del centro hospitalario y no haber obtenido respuesta, según explican, han decidido poner en manos de la Justicia esta situación y delegar “toda responsabilidad” relativa a las “consecuencias de empeoramiento de la situación de la salud con resultado de agravamiento y/o muerte de los pacientes” que se puedan producir por la “dilatación del tiempo de espera en recibir primera asistencia enfermera y demora en cuidados evolutivos” que provoca la “superación de demanda asistencial sobre los recursos disponibles”.

Y las enfermeras del Ramón y Cajal concluyen pidiendo a la autoridad competente “que la presente comunicación sea tenida en cuenta como vía para solventar las deficiencias descritas” y para “poner en su conocimiento la delegación de responsabilidad manifestada, mientras siga persistiendo la situación expuesta anteriormente”.

Fuente: elboletin.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario