Marea Blanca Aragon

Marea Blanca Aragon
Marea Blanca Aragon

jueves, 12 de febrero de 2015

Un hospital público catalán cobra 70 euros por tener habitación individual

Los sindicatos critican que el Clínic de Barcelona ofrezca «trato preferente» con la escasez actual de camas

 
.

«Buenos días. Van a operar a un familiar mío en este hospital y quería saber si podría disponer de una habitación para él solo». «Sí. Tenemos dos habitaciones en la planta de su especialidad. El precio es de 70 euros por noche. Sólo debe avisarnos con antelación cuando programen su intervención, porque no siempre están disponibles». Esta conversación no tendría mayor importancia si la consulta,
realizada por este periódico hace unos días, no se hubiera formulado a un centro de la red hospitalaria pública de Cataluña.
Según ha podido comprobar ABC, el hospital Clínic de Barcelona, que forma parte de la Red Hospitalaria de Utilidad Pública (XHUP, por sus siglas en catalán), ofrece a sus pacientes la posibilidad de no compartir habitación con otros enfermos si paga un coste adicional de 70 euros por noche. 

Tal como avanzó este diario en su edición del 7 de noviembre de 2011, el centro barcelonés ya ofrece habitaciones a acompañantes de pacientes a un precio similar. De hecho, así lo anuncia públicamente en su web en el apartado de servicios a acompañantes. El propio centro reconoció en 2011, preguntado por este diario, que en su Servicio de Maternidad ofertaba como servicio adicional a los familiares habitaciones individuales. «En lugar de ir a un hotel pueden descansar en el mismo centro donde está hospitalizado su familiar».

Ahora, ABC ha podido constatar que la oferta se extiende también a los pacientes y que no responde siempre a un criterio médico. Fuentes del Clínic confirmaron la información, aunque precisaron que «son pocas las habitaciones por planta destinadas a este uso» y que «fluctúan en función de la disponibilidad». 

Aseguraron, asimismo, que «sólo se ofrecen a los pacientes como servicio añadido cuando están libres porque no las necesita ningún paciente con un cuadro clínico complicado». «El criterio clínico siempre prima a la hora de asignarlas», enfatizaron.

Añadieron que, «al margen del beneficio para el paciente, que tiene la habitación para él solo, también hay un sofá cama para que pueda quedarse el acompañante». Sin embargo, según precisaron portavoces sindicales de este hospital barcelonés, «no siempre se quedan los familiares a dormir, con lo cual el beneficio es sólo para el enfermo».

Indignación sindical

Los sindicatos sanitarios consideran «indignante» que un hospital de la red pública tenga esta prestación «propia de la sanidad privada», al tiempo que critican el «elevado coste» del servicio.
«Exigir 70 euros a un paciente no es un precio simbólico, sino propio de un hotel de tres estrellas» y, sobre todo, «que se ofrezca en un momento de tantas restricciones y con déficit de camas debido a los recortes», reprochan estas organizaciones.
Sergi Hurtado, portavoz de Comisiones Obreras en el Clínic, recordó que en el centro se han cerrado desde que empezaron los ajustes un total de 170 camas. El portavoz sindical expresó su rechazo al hecho de que se oferte este servicio, sobre todo en una situación tan flagrante en el hospital debido a los recortes de camas, el aumento de las listas de espera, la caída de las intervenciones quirúrgicas y el empeoramiento de las condiciones laborales.

«Es antiestético»

Noemí, portavoz de CGT en el hospital, constató la falta de camas que hay en las instalaciones, lo que, según denunció, «obliga a mantener a los pacientes en un módulo prefabricado («Helios») durante días porque no hay camas en las plantas.

«Es antiestético que se plantee ofertar a los pacientes habitaciones a este precio tan elevado cuando hay enfermos que están semanas en esta unidad de observación, donde los pacientes están apilados en camillas y no deberían permanecer más de unas horas», denuncia la trabajadora.

Este diario ha podido comprobar que otros centros de la XHUP no ofertan habitaciones individuales a los pacientes. «Aquí todas las habitaciones que tenemos son dobles. Tampoco podríamos porque hay mucha escasez de camas», precisaron a este diario fuentes del hospital de Sant Pau de Barcelona.
Tampoco existe ese servicio en los hospitales Vall d’Hebron y Bellvitge, pertenecientes al Instituto Catalán de la Salud (ICS) y donde, a raíz de los recortes se han acentuado los problemas de falta de camas. «Este servicio atenta contra la esencia de la pública», indicaron portavoces de estos hospitales.

Los centros adscritos al Consorcio Sanitario del Maresme, como el hospital Sant Jaume de Calella o el Josep Trueta de Gerona tampoco ofrecen este trato preferente. «Con lo mal que vamos de camas tampoco podríamos planteárnoslo», precisaron fuentes del Hospital de Calella consultadas por ABC.

Fuente: abc.es


No hay comentarios:

Publicar un comentario