Marea Blanca Aragon

Marea Blanca Aragon
Marea Blanca Aragon

jueves, 19 de febrero de 2015

Una única base de datos y 1.600 médicos salvarán la sanidad en Grecia


El nuevo Gobierno griego se ha propuesto desarrollar una contrarreforma sanitaria para acabar con la crisis del sistema sanitario y compaginar la restitución del acceso universal a la salud pública con la lucha contra el despilfarro crónico. Según la agencia EFE, “queremos reconstituir la sanidad pública, hacerla moderna y eficaz, dotarla de un sistema de atención primaria que permita desarrollar una
política sanitaria preventiva”, así resumió el ministro de Sanidad, Panayotis Kurublís, sus prioridades cuando recientemente presentó las líneas maestras de su programa en el Parlamento.

Kurublís prometió contratar de inmediato a 1.000 médicos en los hospitales y al menos a 600 en los centros de salud. Además, expresó su deseo de que los 15.000 nuevos puestos de funcionarios que están previstos en los presupuestos del Estado para 2015, diseñados por el Ejecutivo anterior, haya un número sustancial de personal para los servicios de salud. Desde el comienzo del primer programa de rescate, en mayo de 2010, los sucesivos gobiernos griegos han estado bajo presión de los acreedores internacionales para reducir los gastos de su sistema de sanidad pública, considerados desmesurados. El Ejecutivo encabezado por el primer ministro, Alexis Tsipras, comparte este análisis, aunque no las recetas aplicadas por el Gobierno del conservador Andonis Samarás para combatir el despilfarro.

“En los últimos diez años el gasto farmacéutico en Grecia correspondía al de países con poblaciones tres veces más numerosas”, subrayó Kurublís en el hemiciclo. Uno de los instrumentos para economizar el coste será, según anunció el ministro, crear una sola base de datos sobre el gasto sanitario, algo que ahora está dividido en numerosos departamentos e instituciones. “Constituiremos una sola base de datos sobre el gasto de salud, así podremos intervenir inmediatamente, cada vez que se produzca un gasto excesivo”, recalcó.

Con vistas a reorientar el gasto hacia donde haya más necesidad y evitar costes excesivos por falta de prevención, el ministerio utilizará el denominado “mapa de salud”, una herramienta informática creada recientemente con los datos sobre el estado de salud de la población. En los últimos dos años, Grecia ha iniciado una serie de reformas que pretenden acabar con el despilfarro y las duplicidades en la sanidad. Estos cambios han conducido al cierre de las policlínicas, al despido de 2.500 médicos y a la reducción gradual de los salarios de los médicos, que en la actualidad perciben un 40 % menos que en 2009, al comienzo de la crisis.

Entretanto, a causa del aumento del desempleo, las personas sin seguro médico, y por tanto sin acceso a la atención médica, han alcanzado los tres millones, según estimaciones del Ejecutivo anterior. “El nuevo Gobierno debe dar inmediatamente acceso al sistema sanitario a todos los que se han quedado sin cobertura a causa de la crisis”, declaró a Efe Katerina Papagkika, médica voluntaria en uno de los más de cincuenta dispensarios sociales que operan en todo el país gracias al trabajo solidario de voluntarios.La atención médica es una odisea incluso para los que tienen seguro.

“La gente debe esperar un promedio de un mes para obtener cita con un especialista”, explicó a Efe Yorgos Vijas, cardiólogo en un centro de salud primaria, que hace un año sustituyeron a las policlínicas del sistema de sanidad pública. Vijas explica que en estos centros de salud han sido contratados “apenas la mitad de los médicos que trabajaban en las policlínicas”. Los hospitales públicos carecen de médicos, de personal de enfermería, de mantenimiento del equipamiento, de suministros. “Es urgente contratar a 500 médicos y enfermeros para las unidades de cuidados intensivos en los hospitales, porque muchas no pueden utilizarse por falta de personal”, señaló a Efe Dimitris Varnavas, presidente del sindicato de médicos de hospitales públicos (OENGE).
“Y es urgente poder hacer de inmediato a los pacientes de cáncer las pruebas médicas necesarias”, añadió Panos Papanikolau, médico en un gran hospital de la capital griega.

Para Varnavas es importantísimo aumentar el presupuesto de los hospitales públicos -que para 2015 está en 1.600 millones de euros- “en al menos 140 millones de euros, para que sea igual al del año pasado”. “En los hospitales públicos hay que contratar a 6.500 médicos”.

Fuente: actasanitaria.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario