Marea Blanca Aragon

Marea Blanca Aragon
Marea Blanca Aragon

martes, 10 de marzo de 2015

DGA critica que se emplee el Hospital como «arma política»



El Salud reacciona a la manifestación contra el modelo de construcción del Hospital de Alcañiz y asegura que «han puesto la quinta marcha» para que el nuevo Hospital de Alcañiz entre en servicio a principios de 2018 y que «nada lo va a impedir». El consejero de Sanidad del Gobierno de Aragón, Ricardo Oliván, volvió a insistir ayer tras la manifestación del sábado que los polémicos modelos
sanitarios de Valencia o Madrid no son extrapolables a Aragón, donde la asistencia seguirá siendo la misma que hasta el momento, «pública, gratuita y gestionada por el Servicio Aragonés de Salud». Asegura que se está politizando el proyecto por la cercanía de las elecciones municipales y autonómicas del 24 de mayo y que gran parte de los que acudieron a la movilización procedían de fuera del Bajo Aragón Histórico.

El Salud ha ampliado una semana el plazo para la presentación de ofertas para construir el Hospital, que se retrasa al próximo lunes. Fuentes del departamento aseguran que varias empresas interesadas habían solicitado que se ampliara el plazo para poder recabar toda la información necesaria para presentarse correctamente a la adjudicación. Aunque la mayoría optarán por entregar la documentación los últimos días, ya son varias las empresas del sector de la construcción que han presentado su oferta, incluso se podría haber interesado un fondo de inversión. Estas mismas fuentes confirman que la ampliación del plazo no supondrá un retraso en las siguientes fechas del procedimiento y que la primera apertura de sobres se realizará el día 20, tal y como estaba previsto. Una vez se adjudique la obra, previsiblemente a principios de abril, hay tres meses para redactar el proyecto por lo que las obras empezarían en agosto. «El nuevo Hospital es ya una realidad imparable, que al además de mejorar sustancialmente la asistencia sanitaria a la población, contribuirá con su construcción a la creación de puestos de trabajo y desarrollo empresarial de la zona», afirma Oliván. El plazo de ejecución contempla un máximo de 30 meses, por lo que el nuevo Hospital entraría en funcionamiento a comienzos de 2018.

El consejero insiste en que se está utilizando el Hospital como «arma política» y que no se construyó en las tres legislaturas del PSOE al frente de DGA, cuando, en su opinión, se daban las circunstancias a todos los niveles para haberlo construido (económicas, tesorería, normativas y legislativas). Afirma que ahora las restricciones de gasto impiden al ejecutivo autonómico aumentar su nivel de endeudamiento por lo que la única fórmula que podían barajar es el modelo de concesión de obra pública. Supone que una empresa acometerá y financiará la obra, además de gestionar, al igual que en todos los hospitales, una serie de servicios no clínicos. Es decir, el Salud abonará una cantidad anual en concepto de utilización del edificio (que 20 años después pasará a ser público) y por el pago de los servicios no asistenciales que la empresa gestione o explote. El coste total será de 451 millones frente a los 85 que supondría la obra si fuese pública (sin contar con los servicios que asumirá la adjudicataria). El pago se prolongará durante 20 años, cuando el edificio pasará a ser propiedad de DGA. Tan solo se externalizarán dos nuevas prestaciones: cocina y mantenimiento.

Una hipotética privatización estaría blindada por el acuerdo por el cual el Ayuntamiento cedió a DGA los terrenos en los que se construirá el nuevo Hospital. En el documento existe una clausula en la que consta que la cesión de los terrenos se efectuó con la condición de que la asistencia sanitaria del futuro Hospital fuera «totalmente pública, gratuita y universal». Al respecto, el alcalde de Alcañiz, Juan Carlos Gracia Suso, destaca que el nuevo centro será «aún más público» que el actual porque contará con servicios que actualmente se encuentran externalizados como las mamografías o las resonancias (que se realizan en un camión). «Se pasará de 135 camas a 194 en habitaciones individuales y de cuatro a seis quirófanos, lo que aliviará las listas de espera», destaca. Gracia Suso asegura sentirse «dolido» porque la mayoría de participantes en la manifestación del sábado no eran bajoaragoneses, por lo que en su opinión se utilizó con fines electoralistas. «Más que una manifestación fue un acto de precampaña», afirma.

Por otro lado, las acciones para intentar frenar la adjudicación del Hospital con un modelo «privatizador» se centrarán ahora en la vía judicial después de que la semana pasada se paralizara la administrativa porque el Tribunal Administrativo de Contratos Públicos de Aragón denegó los recursos del PSOE, IU, CC OO y la trabajadora Sara Gaibar. Ayer tuvo lugar en Zaragoza una reunión de un grupo de trabajo que se constituyó en la capital aragonesa formado por todos los colectivos que firmaron en octubre un manifiesto y en la que se acordó interponer un recurso contencioso administrativo contra la licitación. El portavoz de Marea Blanca Aragón, Ángel Hidalgo, aseguró que será su abogado quien determine si es mejor presentar un solo recurso o varios por separado para lograr un mejor resultado. Firmaron un manifiesto conjunto Marea blanca, IU, PSOE, CC OO, Asociación en Defensa de la Sanidad Pública, CHA, Partido Comunista, Plataforma Contra la Privatización de la Sanidad en Aragán, Podemos, y la Plataforma por la Auditoría de la Deuda Ciudadana.



Fuente:lacomarca.net


Fuente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario