Marea Blanca Aragon

Marea Blanca Aragon
Marea Blanca Aragon

martes, 31 de marzo de 2015

ICV plantea llevar a Ruiz a los tribunales por el Consorcio de Lleida

Los ecosocialistas exigen paralizar un proyecto que ven como una privatización sanitaria

 
La voluntad del consejero de Salud, Boi Ruiz, de llevar adelante la creación del Consorcio Sanitario de Lleida pese a la oposición del Parlament puede acabar en los tribunales. La portavoz de Iniciativa per Catalunya, Dolors Camats, anunció ayer que su grupo está estudiando la forma de llevar ante la justicia el “incumplimiento” del mandato parlamentario y volvió a criticar lo que en su opinión es un
nuevo intento privatizador de la sanidad catalana.
“Se están cargando y están empequeñeciendo la empresa pública más importante de Cataluña”, dijo la portavoz de ICV a través de una nota de prensa. En primer lugar, Iniciativa pedirá amparo a la presidenta del Parlament, Núria de Gispert, por el incumplimiento del Gobierno catalán. Después, “No descartamos llegar hasta el Tribunal Constitucional si hace falta”.
Pese a contar con numerosos actores sociales en contra y la oposición del Parlament catalán, Salud ha decidido seguir adelante con el proyecto de crear un consorcio público para integrar en un solo ente los servicios sanitarios de la provincia. Ahora dependen de dos empresas públicas -Gestión de Servicios Sanitarios (GSS) y el Instituto Catalán de la Salud (ICS), el gran ente público que gestiona ocho grandes hospitales y el 80% de la atención primaria de Cataluña—.
Los trámites para la creación del consorcio siguen su curso y ahora, después de la redacción inicial de los estatutos y las memorias y su aprobación por parte de las entidades participantes, toca someter el plan a exposición pública. “Ahora se pone a disposición de todo el mundo esta información para que puedan opinar, presentar alegaciones, propuestas… Queremos explicar bien el proyecto porque hay cosas que no se entienden del todo y tras este trámite, todo se verá de otra manera”, asegura Josep Pifarré, delegado territorial de Salud en la provincia de Lleida. Después de 20 días hábiles de alegaciones, Salud estudiará las alegaciones y enviará las conclusiones al Parlament. La idea es poner en marcha el consorcio en verano.
Camats recordó ayer que la Marea Blanca de Lleida lleva recogidas más de 30.000 firmas para frenar el consorcio. “El problema no son los consorcios sanitarios, el problema es la utilización perversa que algunos han hecho con ellos cuando han estado en el Gobierno”, dijo Camats en referencia al consejero Boi Ruiz.

Fuente: elpais.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario