Marea Blanca Aragon

Marea Blanca Aragon
Marea Blanca Aragon

lunes, 9 de marzo de 2015

La saturación y la dejadez indignan a los sanitarios de Valdespartera

 Denuncian falta de médicos y una demora que llega hasta los cinco días. Hay grietas, paredes picadas y agujeros sin arreglar desde hace meses

 

 El personal sanitario del centro de salud de Valdespartera ha denunciado ante la gerencia del sector II los continuos problemas de saturación en el recinto y la inacción a la hora de arreglar los numerosos desperfectos en las instalaciones.

A través de una carta, los profesionales exponen que la saturación se produce prácticamente desde su
inauguración, en el 2010, lo que exponen para eximirse de "responsabilidades por no dar una asistencia con calidad óptima". La queja viene de lejos, pero el problema se ha incrementado. De hecho, varios de los médicos deben asumir más de 2.500 tarjetas sanitarias y el resto rebasa las 2.000, lo que supera lo estipulado en la reglamentación. "Se considera como límite superior por todas las sociedades científicas e incluso los decretos de Atención Primaria, por la propia Administración, las 1.500 tarjetas para poder dar un servicio de calidad óptima a nuestros usuarios, no generar demora y, por tanto, no saturar las urgencias hospitalarias", exponen desde el centro.

El gran problema se produce en la jornada vespertina, donde la falta de efectivos repercute en demoras y afección al usuario. "Hay solo tres médicos por la tarde y agendas llenas con retraso que alcanza hasta los cinco días", indicaron fuentes del personal del centro de salud.

La saturación también alcanza a Pediatría, donde la mayoría de los cupos la ocupan niños de 0 a 2 años, una franja de edad donde las revisiones y vacunaciones se realizan más frecuentemente, y donde se genera un retraso de varios días en las visitas al estar también completas las agendas de los profesionales.

URGENCIAS
A todo ello se suman las más de 30 urgencias que Medicina de Familia atiende a diario y otras tantas en Pediatría. "Por tanto, nos vemos obligados a comunicarle la imposibilidad de realizar nuestro trabajo con calidad suficiente, lo que, aunque inicialmente no repercuta en la salud, sí que lo hace en la satisfacción del usuario", exponen los trabajadores al gerente. En este sentido, el personal asegura que los pacientes del centro de salud han efectuado "numerosas reclamaciones" y se eximen de los "posibles conflictos que pudieran surgir".

Pero hay más. No solo la saturación dificulta el adecuado funcionamiento del centro. Además, el recinto sufre, desde el pasado mes de agosto, numerosos desperfectos que nadie ha arreglado todavía. "Por culpa de las lluvias tenemos varias consultas que se inundaron, vinieron a cambiar los desagües, picando las paredes y techos, dejándolos al descubierto y se trasladaron profesionales de sus consultas para arreglarlas, pero aún estamos esperando que venga un albañil para lucir las paredes y poder pasar las consultas donde corresponde", lamenta el personal, que asegura que "hay grietas en consultas que dan miedo y ya no sabemos qué hacer para que se nos escuche".

Así, los profesionales sanitarios de Valdespartera vuelven a rogar a la gerencia del sector, a la que muestran su deseo de que "todo se resuelva lo antes posible".

Fuente:  elperiodicodearagon.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario