Marea Blanca Aragon

Marea Blanca Aragon
Marea Blanca Aragon

miércoles, 1 de abril de 2015

Cinco víctimas mortales por violencia machista en una sola jornada

Dos niños de cuatro años y seis semanas figuran entre los fallecidos

 

 Dos mujeres fueron asesinadas ayer por sus parejas en Alhaurín (Málaga) y Lleida. Y, en Gibraltar, la policía encontró a una pareja y a dos niños acuchillados, en un caso en el que se maneja como principal hipótesis que uno de los adultos matase al resto. De confirmarse esa posibilidad en todos los
casos, serían cinco víctimas de la violencia machista en un solo día, en una de las jornadas más negras de este tipo de crímenes. Son tantas como el total de víctimas mortales que el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad tenía registradas hasta ayer en todo el año, ninguna de las cuales era un menor. De los tres agresores, dos se quitaron la vida y el restante lo intentó. En cualquier caso, los tres fallecidos de Gibraltar no entrarán en la estadística española por no haber sucedido el crimen en territorio nacional.

ALHAURÍN DE LA TORRE

Asfixiada 
La Guardia Civil localizó ayer los cadáveres de un hombre y una mujer en una vivienda de Alhaurín de la Torre (Málaga). Fuentes cercanas a la investigación indicaron que las primeras hipótesis señalan que el hombre mató la noche anterior a la mujer y posteriormente se ahorcó. El subdelegado del Gobierno en Málaga, Jorge Hernández, aseguró que “todo indica que es un delito de violencia de género”. Las citadas fuentes precisaron que no se tiene conocimiento de que hubiese denuncias previas por maltrato, informa Esperanza Codina.
El diario Sur de Málaga precisó que los fallecidos son una joven de 28 años y su pareja, de unos 40. Tenían una niña de seis años que en ese momento se hallaba fuera de la vivienda con sus abuelos. El mismo periódico relata que los cadáveres fueron hallados por unos familiares del hombre, que acudieron a la vivienda sobre las ocho de la tarde del domingo tras una llamada telefónica que les resultó inquietante.
Los primeros indicios apuntan a que la mujer, que yacía sobre el sofá del salón, falleció asfixiada presuntamente por su pareja, aunque se está a la espera del examen forense del Instituto de Medicina Legal de Málaga. El cadáver del hombre se hallaba junto al de su pareja. Se quitó la vida ahorcándose con un cinturón.
“Lamentablemente, es el segundo [crimen de violencia machista] que se ha producido [en lo que va de año] en la provincia después del de Ronda”, manifestó el delegado del Gobierno en referencia a la muerte, el pasado 4 de febrero, de una turista lituana de 54 años a manos de su compañero sentimental.

LLEIDA

Tiro en plena calle
Un hombre mató a su mujer disparándole con una pistola en plena calle en Lleida y presuntamente intentó suicidarse después, por lo que fue ingresado con heridas en el pecho en el Hospital Arnau de Vilanova. Fuentes de los Mossos d’Esquadra precisaron que recibieron un aviso a las 15.25 porque una mujer había resultado herida por arma de fuego a la altura del número 23 de la calle de Júpiter, en el barrio de La Mariola.
Cuando las patrullas llegaron al lugar, la mujer ya había sido trasladada por sus familiares hasta el hospital, donde murió una hora después por sus heridas. El marido se halla grave, ingresado en el mismo centro con heridas en el pecho, que al parecer se habría causado él mismo con dicha pistola.
Los Mossos tuvieron que desplegar un dispositivo de seguridad en el hospital con varios furgones para impedir que las familias de la pareja se enfrentaran entre ellos, ya que al encontrarse en el centro se increparon, informa Lluís Visa.

GIBRALTAR

Un adulto y dos hijos
El comercial de la inmobiliaria que les había alquilado la vivienda en Gibraltar acudió a ella sobre las once de la mañana de ayer. Llamó a la casa, sin obtener respuesta. Volvió a hacerlo. Y otra vez. Hasta que telefoneó a la policía británica, que llegó al lugar, derribó la puerta y encontró dentro del apartamento los cadáveres de los cuatro miembros de una misma familia, según las primeras averiguaciones de los investigadores. Los agentes hallaron el cuerpo sin vida de un británico de 31 años, una mujer española de 37 y dos niños, también de nacionalidad española, de cuatro años y seis semanas, según los datos que maneja la policía.
“No buscamos a ningún sospechoso”, afirmó a EL PAÍS un portavoz de las fuerzas de seguridad del Peñón, que tiene como principal hipótesis de la investigación que uno de los adultos matara al resto. Y barajan un caso de violencia de género. Todos murieron a consecuencia de las heridas causadas por un arma blanca, informa J. J. Gálvez.
Los fallecidos habían llegado a Gibraltar hace “unos cuatro o cinco días” desde España. Los agentes iniciaron ayer los contactos con las familias en España e Inglaterra de los adultos para averiguar más detalles y precisar dónde tenían su residencia habitual.
“En más de 30 años que llevo aquí es el crimen más macabro que recuerdo”, insiste un veterano agente del Peñón. “Mañana [por hoy] llegarán dos patólogos del Reino Unido”, declaró Eddie Yome, comisario de la Royal Gibraltar Police, apenas unas horas después de que el juez acudiese al inmueble. “Los agentes, tras examinar minuciosamente el lugar de los hechos, levantarán los cuerpos y los trasladarán para su autopsia”, afirmó un portavoz policial.

Casos agrupados

E. DE B.
Este lunes ha sido uno de los más luctuosos en lo que se refiere a la violencia machista. Pero no es algo tan inusual que estos sucesos aparezcan agrupados. Por ejemplo, en diciembre de 2014 hubo cuatro víctimas mortales por esta causa, tres mujeres y la pareja de una de ellas, que murieron a manos de un hombre que había mantenido una relación con la mujer. En dos de aquellos tres crímenes el agresor se quitó la vida.
En mayo de 2013 hubo otra macabra acumulación: cuatro mujeres murieron en cuatro días asesinadas por sus parejas o exparejas.
El suicidio —consumado o en tentativa— del agresor también es algo relativamente frecuente. En los últimos 16 años, el porcentaje de hombres que se quitaron la vida fue del 17,5%, según los datos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. La proporción es bastante estable. Este año habían tomado esa decisión dos de los cinco agresores (el 40%), pero son muy pocos casos como para inferir que haya una tendencia.
Otro factor que se estudia en las acumulaciones de agresiones es si coinciden con el periodo de vacaciones —cuando la convivencia se intensifica— o si hay un efecto de imitación como el que se ha visto en los suicidios.

Fuente: elpais.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario