Marea Blanca Aragon

Marea Blanca Aragon
Marea Blanca Aragon

viernes, 17 de abril de 2015

Expertos alertan del nuevo escenario de desigualdad postcrisis

La Asociación de Gerentes en Servicios Sociales advierte de que la pobreza puede "perpetuarse" pese a abandonar la recesión


El escenario que ha dejado tras de sí la crisis, marcado por “las desigualdades severas y de ausencia de movilidad social”, se sostiene en un modelo “que apuesta por la precariedad y los bajos salarios, una fiscalidad débil y regresiva, y el desmontaje de las políticas sociales”, por lo que esta situación,
junto a las tasas de pobreza, podría perpetuarse.
Este es el escenario y la advertencia que da la Asociación Estatal de Directores y Gerentes en Servicios Sociales en su último informe, presentado este jueves, y que no se limita a describir los efectos de la crisis en términos del aumento de la pobreza (hay 14 millones de personas en esta situación, seis de forma severa) o la reducción del presupuesto estatal en servicios sociales (ha caído en 2.800 millones de euros entre 2010 y 2013).

El Informe del Estado de la Nación Social, que esta entidad elabora todos los años, parte de una pregunta. “¿Y si la situación en la que nos encontramos no se debe a que seguimos estando en crisis, como se da por hecho, sino que estamos ya ante un nuevo modelo de sociedad?". Y sugiere que "interese seguir hablando de crisis para mantener que todo lo que ocurre es consecuencia de un cataclismo económico", cuando "ninguna predicción rigurosa" permite suponer que el crecimiento económico vaya a beneficiar a las principales víctimas de la crisis.
A partir de toda la batería de datos que se incluyen en el documento (paro, pobreza, desigualdad, reducción de la inversión en servicios sociales, de la cobertura en dependencia) los autores llegan a la conclusión de que el escenario actual no solo responde a la recesión y las políticas de austeridad, sino a un nuevo modelo de sociedad que se está imponiendo y que se caracteriza por la dualización (la agudización de la diferencia entre ricos y pobres) o el deterioro de lo público “que se agravó con motivo de la crisis, pero que se venía gestando desde mucho tiempo atrás”. Por ello, señalan, “es una falacia que con el mero incremento del PIB llegará la recuperación y todo volverá a ser como antes”.
Estos son algunos de los datos que se incorporan en el documento:
  • 14 millones con bajos ingresos. El informe destaca que hay un importante sector de la población instalado en una situación de pocos recursos, se trata de los 14 millones de personas que hay en España cuyos ingresos están por debajo del 60% de la mediana de ingresos medios, con datos del INE de 2013. De ellos seis millones están en situación de pobreza severa (menos del 40% de la mediana o 5.021 euros de ingresos anulaes en un hogar con un adulto).
  • Reducción de ingresos en un 10%. Los ingresos medios familiares han menguado una media de un 10% entre los años 2009 y 2013 (Encuesta de Condiciones de Vida del INE, 2013). El 36% de las familias tienen problemas para llegar a fin de mes.
  • Desigualdad al alza, “el ADN del nuevo modelo social”. “Las extremas desigualdades que se han alcanzado en España no se van a mantener, sino que se incrementarán”, indica el trabajo. El 10% de la población cuenta con el 55% de la riqueza, mientras que el 50% de la población apenas tiene el 9,7% (Global Wealth Databook). Por ello, “para la mayoría de la población subir en la escala social va a ser cada vez menos frecuente”.
  • Precariedad laboral y bajos salarios. Casi uno de cada cuatro empleos es temporal (el 23%), una tasa solo superada por Chile y Polonia en la OCDE. El estudio destaca otros aspectos como el hecho de que uno de cada tres trabajadores recibe un sueldo inferior al salario mínimo interprofesional (648 euros al mes) o que más de la mitad de los desempleados (53%) no percibe ninguna prestación o subsidio.
  • Carga fiscal sobre las clases medias. La carga fiscal en España recae fundamentalmente sobre las clases medias y bajas a través del impuesto sobre la renta.
  • 2.810 millones de euros menos en servicios sociales de 2010 a 2013. El documento destaca que la inversión en servicios sociales de las Administraciones públicas ha caído desde 18.053 millones de euros en 2010 a 15.243 millones en 2013. “Esta reducción no es consecuencia de un empobrecimiento de la sociedad, sino de una menor capacidad de las Administraciones de recaudar y redistribuir la riqueza”.
  • “Inconsistencia” en las rentas mínimas de inserción. Hay 258.408 personas recibiendo este tipo de ayuda para excluidos del mercado laboral que han agotado las prestaciones de desempleo (Ministerio de Sanidad, 2013). El informe subraya las diferencias de estas prestaciones entre las comunidades autónomas. Mientras una de cada 17 residentes en el País Vasco percibe la renta, la cifra se dispara hasta una de cada 356 personas en Castilla-La Mancha.
  • 8.122 beneficiarios menos de la dependencia. El número de beneficiarios amparados por la dependencia (una plaza en una residencia de mayores, ayuda a domicilio, teleasistencia o una prestación por cuidados familiares) se ha reducido en 8.112 personas entre el 31 de diciembre de 2013 y la misma fecha de 2014.
Fuente: elpais.com

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario