Marea Blanca Aragon

Marea Blanca Aragon
Marea Blanca Aragon

miércoles, 8 de abril de 2015

La Marea Blanca acusa a Ignacio González de vulnerar la libre elección de médico con las mamografías

La Comunidad de Madrid excluye del programa de detección precoz del cáncer de mama a las mujeres que se niegan a acudir a un centro privado.

 

 Ignacio González no va a acabar la legislatura en calma. Más bien al contrario, porque las críticas no dejan de lloverle últimamente. La Marea Blanca ha sido la última en sumarse al carro de los que arremeten contra el presidente de la Comunidad de Madrid tras desvelarse una nueva polémica con el
Programa de detección precoz del cáncer de mama (Deprecam). Según informa eldiario.es, el Gobierno regional está excluyendo del programa a las mujeres que se niegan a acudir a un centro privado, lo que ha irritado al colectivo en defensa de la Sanidad pública.

Tal y como ha publicado este medio, el Ejecutivo autonómico no sólo expulsa a las mujeres que se niegan a acudir a un centro privado, llamándolas incluso “reticentes”, sino que incluso ha llegado a pedir por escrito a los médicos de Atención Primaria que convenzan a estas pacientes para que acudan a los centros concertados para realizarse las mamografías correspondientes o “no habrá más posibilidades” de seguir con el programa.

Una situación ha provocado que la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid (ADSPM) no sólo ponga el grito en el cielo, sino que además acuse al Gobierno de Ignacio González de saltarse la ley.

Para el colectivo, esta medida “es una prueba más de la política privatizadora de la Consejería de Sanidad madrileña”, cuyo único objetivo es externalizar la atención sanitaria con fondos públicos e intentar, “por todos los medios posibles, incrementar los negocios privados”.

Asimismo, asegura que “la negativa a realizar las mamografías en centros públicos a aquellas mujeres que se niegan a hacérselas en centros privados supone la vulneración de la legislación sobre libre elección de centro sanitario que fue aprobada por la Comunidad de Madrid” y que todavía sigue vigente.

Y la ADSPM remarca también que en este caso el Gobierno regional no puede defenderse diciendo que las pruebas son voluntarias porque “la detección precoz del cáncer de mama se encuentra en la cartera de servicios del Servicio Madrileño de Salud”, ni tampoco argumentar que “es la ciudadanía voluntariamente la que decide acudir a todas las actuaciones sanitarias salvo en situaciones muy excepcionales”.

Es por ello que el colectivo de la Marea Blanca ha exigido que “se arbitren los mecanismos para que aquellas mujeres que deseen participar en el Deprecam y quieran hacerse la exploración en un centro público puedan ejercer su derecho a esta actuación preventiva”.

Fuente: elboletin.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario