Marea Blanca Aragon

Marea Blanca Aragon
Marea Blanca Aragon

miércoles, 13 de mayo de 2015

Casi 3.000 aragoneses llevan más de cuatro meses de espera para una visita al especialista

Son un total de 2.811 los pacientes que están en esta situación. Los sindicatos médicos aseguran que estas listas son el "talón de Aquiles" de la sanidad aragonesa.


Un total de 2.811 pacientes de la Sanidad aragonesa llevan más de cuatro meses a la espera de una visita al especialista en los centros públicos de la Comunidad, 814 menos que el pasado mes de marzo, cuando estaban en esta situación 3.625 pacientes en Aragón.

Sin embargo, ha aumentado el número de personas que llevan entre uno y tres meses de retraso para consultas externas, pasando de 3.264 pacientes en el mes de marzo a 3.752 a fecha del 30 de
abril, según los últimos datos oficiales publicadosA estos se suman los más de 6.000 pacientes que llevan una demora superior a un mes y aquellos que llevan entre 16 y 30 días para visitar al especialista (pasando de 9.054 personas en marzo a 9.310 pacientes en la actualidad).

"La lista de espera para consultas externas aumenta descaradamente con un cuello de botella en pruebas diagnósticas. El servicio de radiología no se mueve y se produce un embudo ahí que obliga a parar la actividad", critican fuentes de Marea Blanca.

Así pues, consideran que si el paciente tiene que esperar más de dos meses para una primera visita al especialista, "es normal que se dé este cuello de botella en las especialidades", y advierten de que muchos de estos pacientes son también, en función del diagnóstico, "candidatos a pasar a engrosar la lista de espera quirúrgica".

Una opinión que comparten desde el sindicato médico Csif-Aragón, que apunta a un uso "electoralista" de la publicación de estos datos que durante meses "estuvieron ocultos". De hecho, frente a la reducción anunciada por el Gobierno de Aragón en la lista de espera quirúrgica, desde Csif denuncian que en consultas externas hay algunos casos "alarmantes" como el de Cardiología: que ha pasado de 61 a 135 pacientes que llevan más de 120 días en lista de espera. Lo mismo que en la especialidad de Digestivo, donde se han disparado de 2 a 51.

"Las consultas externas son el talón de Aquiles de la sanidad aragonesa y es ahí donde tendríamos que estar fomentando la prevención", subraya Evangelino Navarro, presidente de Csif-Aragón. A su juicio, la Administración debería invertir más dinero público en la Sanidad aragonesa para paliar esta situación y acusa a la DGA de hacer frente a estas listas "con derivaciones a la privada costeadas con dinero de los aragoneses". 

Por hospitales y provincias
La provincia de Zaragoza, con un total de 1.732 pacientes que llevan más de cuatro meses de demora en consultas externas, engrosa estas listas. De estos, 685 pacientes esperan para ser atendidos en el Sector I (Royo Villanova y Hospital Provincial); 450, en el Sector II (Miguel Servet); y 597, en el sector III (Hospital Clínico).

En la provincia de Huesca, hay un total de 276 pacientes que llevan más de cuatro meses de retraso para una visita al especialista en la capital oscense; mientras que 187 están en la misma situación en la zona atendida por el hospital de Barbastro. Además, en la provincia turolense hay 254 pacientes que llevan más de cuatro meses de demora en la capital, a los que se suman los 345 que son atendidos en el sector de Alcañiz.

Desde Marea Blanca insisten en que tanto la reducción de presupuestos como las jubilaciones que se han dejado sin cubrir justificarían el aumento de pacientes en la lista de espera de consultas externas. Un incremento que, a su juicio, va "en detrimento de la calidad de la atención sanitaria" en Aragón

"Estamos de acuerdo en que se contrate al personal necesario para aligerar estas listas, pero la gestión ha llegado tarde y la prueba es la cantidad de enfermos que están todavía en lista de espera", sentencian desde este colectivo que desconfía no obstante de las cifras publicadas recientemente por el Gobierno. "Nos parece que la información se ha publicado de manera electoralista y oportunista, teniendo en cuenta toda la desinformación que ha habido durante esta legislatura. Los datos se han maquillado a conveniencia de la Consejería", denuncian fuentes de Marea Blanca.

Desde Csif, por su parte, se comprometen a estar "vigilantes" y critican que los parches que se han puesto para reducir el número de pacientes en listas de espera han sido "puntuales, para salir del paso".

"Este tipo de medidas supone una salida meramente momentánea puesto que no da solución al problema estructural de fondo que queda, una vez más, arrinconado tras otros cuatro años de olvido", concluye Navarro.

Fuente: heraldo.es

 



No hay comentarios:

Publicar un comentario