Marea Blanca Aragon

Marea Blanca Aragon
Marea Blanca Aragon

lunes, 25 de mayo de 2015

Los enfermos por hepatitis C contagiados en centros sanitarios públicos serán indemnizados

 El Gobierno concederá una subvención de 12.020 euros para todas aquellas personas que desarrollaron la enfermedad como consecuencia de una transfusión sanguínea realizada en el Servicio Cántabro de Salud.


Las personas afectadas de hemofilia u otras coagulopatías congénitas que hayan desarrollado la hepatitis C después de una transfusión sanguínea realizada en el sistema sanitario público de Cantabria recibirán una subvención de 12.020 euros del Ejecutivo autonómico.

La concesión de estas ayudas sociales y el procedimiento regulador de las mismas se recogen en un
decreto aprobado esta semana por el Consejo de Gobierno y que pretende completar las indemnizaciones concedidas por el Estado, con la intención de "dar respuesta a una reivindicación de más de una década" de la Asociación Cántabra de Hemofilia.

Según se indica en la normativa aprobada por la Administración regional, existen "razones de interés público, social y humanitario" para conceder estas ayudas sociales, lo que se hará efectivo de forma directa, al haber un número determinado de personas afectadas y que están incluidas en censos específicos.

Estos enfermos tendrán derecho a una ayuda de 12.020 euros y, en el caso de que hayan fallecido, recibirán la subvención sus herederos legales. El procedimiento para la concesión de las ayudas se hará de oficio por parte de la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales del Gobierno de Cantabria.
Los presupuestos de este departamento recogen una consignación económica de más de 120.000 euros para hacer frente a las indemnizaciones a nivel autonómico, según apunta el Ejecutivo.
Con anterioridad a 1990, en un momento en el que el estado de la ciencia no permitía disponer de medidas oportunas para prevenir la transmisión del virus a través de la sangre, un determinado número de personas resultaron contagiadas tras recibir una transfusión y desarrollaron la enfermedad de la hepatitis C (VHC).

Fue a partir de ese año cuando se dispusieron de los medios técnicos adecuados, como es el test de detección de anticuerpos VHC, para descubrir el virus, lo que se aplicó de forma obligatoria en todas las unidades de sangre o plasma extraídas en los bancos de sangre.
Fuente:  eldiario.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario