Marea Blanca Aragon

Marea Blanca Aragon
Marea Blanca Aragon

viernes, 12 de junio de 2015

Radiografía de los centros de salud en Zaragoza

En la capital aragonesa hay 34 centros que atienden a 670.000 personas

Cada uno tiene, de media, casi 20.000 cartillas, aunque algunos doblan esta cifra

La consulta a demanda y programada suele ser de 40 o 50 pacientes diarios y las listas de espera, que dependen del propio centro, de entre un día y una semana

Las listas de pruebas especiales se alargan hasta los dos meses en muchos casos


En Zaragoza hay 34 centros de salud repartidos en tres sectores. En total atienden a alrededor de 670.000 usuarios, lo que daría una media de 19.705 cartillas por centro. No es, sin embargo, en absoluto matemático el reparto ya que algunos doblan estas cifras: Muñoz Fernández Miraflores y Muñoz Fernández Ruiseñores atienden a 38.000 personas; más saturados aún están los centros de Valdespartera y Canal Imperial.

Diariamente, cada uno de estos ellos recibe, de media, a 40 o 50 personas en consulta a demanda y

programada, más los avisos a domicilio. Las consultas más habituales en lo que se refiere a las patologías crónicas son la atención a pacientes hipertensos, diabéticos, dislipémicos, ancianos frágiles, trastornos psiquiátricos, ansiedad y depresión, insomnio y patología degenerativa osteoarticular.

Al respecto de las patología agudas: reagudización de enfermedades crónicas e infecciones respiratorias y urinarias, patología de la piel, alergias y patología asociada al dolor. También se dan muchos casos de educación sanitaria y consejos de salud, en especial hábitos de vida saludables, “imprescindibles para el manejo de enfermedades metabólicas”, como asegura Leandro Catalán, presidente delSindicato de Médicos de Atención Primaria Fasamet.
Hasta dos meses de espera para pruebas especiales

Si en algo han afectado sobremanera los recortes en Sanidad ha sido a la multiplicación de las listas de espera. Para la atención primaria no suele haberlas, salvo en circunstancias especiales como pueden ser los brotes epidémicos. Pero todo cambia cuando se trata de la realización de pruebas. Las que se realizan en el propio centro (electrocardiogramas o analíticas, por ejemplo) suelen tardar varios días o una semana. Si es una urgencia lo habitual es que se realice en el momento.

La situación empeora si se trata de pruebas especiales en las que se deriva a los pacientes a otros consultorios. En este caso las listas de espera pueden ser de dos o más meses. Las especialidades con más retraso son cirugía vascular, traumatología, oftalmología, cirugías y cardiología.


“Los aparatos están viejos y algo desfasados”

En general, afirma Leandro Catalán, existen “aparatos viejos y algo desfasados; pero los empleamos porque no tenemos otro remedio”. Ha habido muy poca inversión en renovación de aparatos en los últimos años, dice el presidente, y eso también se nota en los equipos informáticos: “Hay mala línea de Internet, por falta de señal y porque los servidores están muy saturados, lo que provoca cortes y demoras en las consultas”.

Estos problemas con los ordenadores, y la excesiva burocracia en muchos casos, son algunas de las principales dificultades para Leandro Catalán, que asegura que mucha parte del tiempo, que debería ser para la asistencia médica, lo dedican a “gestiones administrativas, receta electrónica o acceso a pruebas diagnósticas a través de Internet”.

Fuente:  eldiario.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario