Marea Blanca Aragon

Marea Blanca Aragon
Marea Blanca Aragon

lunes, 13 de julio de 2015

Las desigualdades en salud

 

La Comisión sobre Determinantes Sociales de la Salud de la Organización Mundial de la Salud enfatizó que "la injusticia social está acabando con la vida de muchísimas personas". Las desigualdades sociales en salud son las diferencias injustas que se observan entre las personas en función de su clase social, género, o etnia, lo que se traduce en una peor salud en los colectivos socialmente menos favorecidos. El artículo publicado enPLOS ONE pone en evidencia que en EEUU existen desigualdades de mortalidad entre las personas según su nivel socieconómico, siendo las
personas con menor nivel de estudios las que mueren antes. Además, estas desigualdades han aumentado a lo largo de los años. Estudios realizados en varios países -incluido el nuestro-, señalan también la existencia de este tipo de desigualdades.

Actualmente, la mayor parte de la población considera que las principales causas de las desigualdades en la salud son la genética o las conductas relacionadas con el estilo de vida (consumo de tabaco, de alcohol, etc.). Es lo que se ha denominado «ideología biomédica dominante». Sin embargo, a pesar de ser importantes, estas causas no permiten explicar la situación de la salud de la población, ni la producción de desigualdades en salud en una determinada sociedad. La Comisión para Reducir las Desigualdades Sociales en Salud en España señaló que las causas de las desigualdades en salud están influidas también por otros factores relacionados con las condiciones de vida y trabajo, como son el contexto socioeconómico y político de un país, las condiciones del empleo y trabajo (situación laboral y precariedad), la carga de trabajo no remunerado del hogar, el nivel de ingresos, la calidad de la vivienda, y el barrio. Finalmente, los servicios sanitarios pueden tener un efecto en la desigualdad, sobre todo si su acceso, utilización y calidad son menores para los grupos sociales menos favorecidos.

Teniendo en cuenta esto, para reducir las desigualdades en salud, es necesario poner en marcha políticas públicas para mejorar las condiciones de vida y trabajo de las personas. En este sentido, el proyecto Europeo SOPHIE, liderado desde nuestra institución, ha avanzado en el análisis y evaluación de políticas que reducen las desigualdades en salud.
Fuente:  elmundo.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario