lunes, 12 de octubre de 2015

Los vecinos urgen un nuevo ambulatorio ante la saturación

 La espera para la cita llega hasta los 10 días naturales en periodos de gripe

 El barrio inició las movilizaciones por un nuevo ambulatorio en el 2003. - Foto:JAIME GALINDO

La Asociación de Vecinos La Jota instará al Gobierno de Aragón a solucionar el "grave" problema de saturación que sufre el centro de salud del barrio desde hace años. Un inconveniente que no es nuevo, pero que preocupa a los vecinos del sector sobre todo cuando se acercan periodos de enfermedades de temporada, como es el caso de la gripe.
El miércoles tuvo lugar el consejo de salud, donde se abordó el problema y se acordó convocar un
consejo abierto al público en el Centro Cívico Distrito 14 para recoger las propuestas de los vecinos en este sentido y poder solucionar los problemas de desbordamiento. La última semana de septiembre hubo un repunte de los retrasos por un pequeño brote de gripe en el barrio. Además, también sufrieron demoras debido a que dos médicos y una enfermera del centro han pasado a formar parte del eequipo de gobierno del Ejecutivo aragonés. La situación se ha normalizado porque sus puestos ya han sido ocupados.
Juan Andrés, portavoz de la entidad vecinal, denunció que algunos médicos pueden acumular hasta diez días naturales de espera para dar cita en el ambulatorio. El centro nació para dar servicio a unas 14.000 cartillas, pero la realidad es que en la actualidad las atenciones se extienden a 30.000 usuarios --en una cartilla puede haber más de un paciente-- y ha habido periodos en los que la cifra ha ascendido a 38.000.
Por este motivo, desde la entidad vecinal intentarán reunirse con el consejero de Sanidad para mostrarle esta preocupación y plantearle, de nuevo al departamento, la construcción de un ambulatorio en la parcela de Mas de las Matas, en el barrio Jesús. "En la anterior legislatura nos reunimos dos veces con el consejero Oliván, pero el tema siguió paralizado. Ahora le trasladaremos la problemática al nuevo y esperamos que nos comenten los proyectos que tienen para solucionarlo. Saben que no hay disponibilidad presupuestaria para grandes acciones pero consideran, que "construir un nuevo equipamiento en el barrio Jesús serviría, no solo para descongestionar la atención en La Jota, sino para dar un mejor servicio a toda la zona del Rabal y la margen izquierda", apuntó.
"Todo sigue desbordado, es algo desastroso", lamentó Andrés que, aunque no quiso ahondar demasiado, sugirió una atención a pacientes muy diferente entre médicos. "Habría que plantearse qué está pasando", dijo.
Hace cuatro años, el Gobierno de Rudi intentó atajar el problema de saturación en el centro y alquiló un local en los bajos de un edificio en la calle Felisa Gale. Allí trasladaron las consultas de la trabajadora social, matronas, fisioterapia y el dentista. Desde la entidad vecinal insisten en que la medida no ha servido ya que el equipamiento "no estaba bien preparado" para instalar allí las consultas. "El alquiler vence en unos años y habrá que tomar una medida", recordó Andrés.

Fuente:  elperiodicodearagon.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario