Marea Blanca Aragon

Marea Blanca Aragon
Marea Blanca Aragon

jueves, 19 de noviembre de 2015

Aragón usará más quirófanos en el Hospital Militar para reducir las listas de espera

 

 El consejero de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sebastián Celaya, ha anunciado que una de las medidas que va a adoptar para reducir las listas de espera es incrementar el número de quirófanos que se utilizan del Hospital de la Defensa de Zaragoza, para operar allí "con nuestro personal".

Así lo ha manifestado en una comparecencia ante el pleno de las Cortes de Aragón, solicitada por el PP para informar sobre la política de externalización de servicios sanitarios, respecto a la que
Celaya ha expresado su deseo de "ir asumiendo de forma progresiva actividades que en estos momentos son prestadas por entidades privadas por falta de recursos".

Sobre las listas de espera, ha comentado la creación de un contrato marco para necesidades quirúrgicas durante cuatro años, "que iremos utilizando según las necesidades", e "igual pasa con las pruebas radiológicas", sobre las que ha reconocido que en alguna el precio quizá sea demasiado bajo, pero "creo que la mayoría de las empresas van a entrar al concurso".



En este punto, también ha mencionado la creación de un anillo digital en red para "hacer lecturas de las pruebas radiológicas que se hacen en los centros de la periferia", además de incrementar las ecografías en Atención Primaria y ha anunciado la adquisición de un PET-PAC el año que viene.

También ha mencionado la elaboración de un plan estructural para reducir listas de espera, para lo

que hay un grupo de trabajo, una de cuyas conclusiones es aumentar los quirófanos que se usan en el Militar, y también disponer de un nuevo procedimiento para revisar la indicación de las operaciones ya que "el 20 por ciento que entra en lista de espera al final no llega a operarse".

En materia de salud mental, ha anunciado un "nuevo modelo para conciertos", ya que el anterior Gobierno fijó el precio como "la única condición y al final tuvieron que dar marcha atrás ante la presión de las entidades sociales". En su caso, quiere que se tengan en cuenta los recursos materiales y humanos y que la derivación de estos pacientes pase a ser un acto clínico y no administrativo.
Servicios no clínicos
Celaya ha manifestado, sobre los servicios no clínicos auxiliares, como la limpieza o el transporte sanitario, que están externalizados en casi todas las comunidades autónomas, para mostrar su "compromiso" de "incluir clausulas que aseguren condiciones dignas de estos trabajadores" y "premiar a las empresas con programas claros de responsabilidad social corporativa, y que contraten a colectivos con discapacidades o más desfavorecidos".

Sobre las concesiones administrativas y de obra, como se iba a realizar en el Hospital de Alcañiz, ha remarcado que "acaba suponiendo un mayor gasto que hacerlo con medios propios"".

El consejero ha recordado que la ley de salud de Aragón "menciona expresamente el uso preferente de los recursos sanitarios públicos en la provisión de los servicios", si bien se puede realizar concertaciones con la privada, "preferente con entidades sin ánimo de lucro" y con un "riguroso control".


En este punto, ha indicado que quiere contar con un observatorio para hacer un seguimiento de todos los conciertos, mientras que los datos de lo que se adjudica ya se pueden consultar. Igualmente, ha precisado que va a organizar unas jornadas con expertos y los grupos de las Cortes para definir "hasta donde debemos asumir como propios los servicios de un hospital, no me refiero a los clínicos, para hacer un debate de lo que esto debe ser".

Celaya ha sostenido que "la convivencia entre la prestación pública y privada es consustancial con el sistema nacional de salud desde su inicio", para argumentar que un aseguramiento público universal con una cobertura amplia de servicios y una financiación sanitaria suficiente con impuestos progresivos "son los mecanismos para garantizar la salud sin desigualdades".

Igualmente, ha reprochado al PP "los copagos, recortes y desgravaciones por los seguros de salud" que realizó la pasada legislatura para "convencernos de que tenemos un sistema por encima de nuestras necesidades".
Nada nuevo
La diputada del PP, Carmen Susín, ha argumentado que "más allá de dogmas de la izquierda", "nada nuevo bajo el sol" y "no hay intención de revertir los contratos, ni convenios de asistencia sanitaria que se prestan por empresa privadas" en la actualidad, por lo que "han quedado en evidencia los cuatro años de demagogia" cuando dijeron que "todo eso era privatizar".

A su entender, si el Gobierno "tuviera una intención seria" de revertir esos servicios, habría "un plan de infraestructuras y recursos humanos", y ha dicho que el Ejecutivo "no sabe a dónde va, no tiene ideas, ni objetivos", cuando "las listas de esperan siguen aumentando de forma alarmante" y los nuevos hospitales de Teruel y Alcañiz "están paralizados definitivamente".

La diputada del PSOE, Olvido Moratinos, ha remarcado que "en 2016 habrá unos presupuestos que apuesten por una sanidad pública y de calidad" y por eso el PP "tendrá que ir cambiando su discurso", para defender que "los conciertos serán los mínimos indispensables para garantizar la atención a los pacientes" y "cualquier convenio, acuerdo o contrato irá acompañado de un seguimiento para las garantías de calidad".

La diputada de Podemos, Itxaso Cabrera, ha lamentado el "cinismo" del PP por plantear ahora estas cuestión tras su "mala gestión" y "falta de transparencia" para reclamar que se estudie la demanda y oferta de los recursos cuya gestión se pueda mejorar y "plantear soluciones estructurales de futuro", así como "definir los criterios para externalizar un servicio" y hacer una revisión y análisis de los contratos en vigor, con un seguimiento.

La parlamentaria del PAR, Berta Zapater, ha apostado por la sanidad pública, para aclarar, no obstante, "que los conciertos han formado parte de la sostenibilidad del Servicio Aragonés de Salud" ya que ante el "volumen de trabajo" es "imposible llevar a cabo esos servicios", si bien ha criticado la dotación "low cost" del contrato marco, y ha esgrimido que la colaboración público privada debe asegurar una "sanidad de calidad".

El diputado de Ciudadanos, José Luis Juste, ha asegurado que "externalizar y concertar no es privatizar", para mostrarse a favor de la externalización, "pero con un seguimiento permanente de la ejecución el servicio que no penalice la calidad" y ha rechazado la privatización de cualquier acto sanitario, mientras que sobre las listas de espera ha dicho que hay que "desarrollar una política adecuada de recursos humanos" y "potenciar la primaria".

Fuente:  heraldo.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario